Javier Navascués - 16 enero 2022

La Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña nos envía una nota de prensa en la insta a las autoridades eclesiásticas a poner los medios necesarios para restaurar inmediatamente la escultura del Requeté, explicando los motivos por lo que la escultura debe ser respuesta en su lugar.

Valoramos la valiente y contundente reacción de la CTC y deseamos que se consigan devolver la escultura al sitio donde nunca debió salir, aunque somos conscientes que no será fácil de conseguir, pues los autores de tal fechoría y sus cómplices no van a devolver una presa tan preciada así como así.

Por eso valoramos igualmente la oportuna campaña de SOMATEMPS, pidiendo con firmeza la restauración del monumento.

FIRME AQUÍ LA CAMPAÑA DE SOMATEMPS PIDIENDO LA RESTAURACIÓN DEL MONUMENTO

Petición · Restauración del Monumento al Requeté en Montserrat · Change.org

Y LES INVITAMOS A LEER ESTE ARTÍCULO:

Lo que la comunidad de Montserrat olvida (ante la retirada de la escultura del Requeté) (somatemps.me)

Finalmente les dejamos con el mencionado comunicado:

Con “nocturnidad y alevosía” ha sido retirada la escultura del requeté catalán abanderado, sita ante el Mausoleo donde reposan doscientos requetés del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat, de los 319 caídos en combate en la Cruzada de 936-1936. Según informa la prensa, esta deshonrosa retirada ha sido fruto de una negociación discreta, por no decir secreta, entre la Generalitat y la Abadía de Montserrat.

La Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña, insta a las autoridades eclesiásticas a poner los medios necesarios para restaurar inmediatamente la escultura del Requeté. Los combatientes del Tercio eran catalanes de pura cepa, siendo esta una unidad donde habitualmente se hablaba catalán. Luchaban por sus ideales tradicionalistas y especialmente en la defensa de la Religión y la Patria que la II República pretendía hacer desaparecer.

Acusar a esta escultura de apología del franquismo, demuestra la ignorancia supina de la casta política, pues los requetés catalanes luchaban por las tradiciones más arraigadas de Cataluña: “pro Aris et focis”. Su memoria estorba, pues su mera existencia desmonta el relato nacionalista de una Guerra Civil de “España contra Cataluña”; y el relato izquierdista de una lucha de clases, pues la mayoría de requetés fueron gentes sencillas, pero de fe inquebrantable.

Recordamos que aquellos catalanes dieron su vida por defender la religión y para que el culto católico pudiera volver. Recordamos que en la Cataluña de Companys se asesinaron 1405 clérigos diocesanos. Recordamos a la comunidad Benedictina los 23 monjes (uno asesinado en El Pueyo). Recordamos al Abad de Montserrat que el monasterio se salvó in extremis de ser profanado e incendiado por los anarquistas.

La retirada del Requeté, que estaba orientada hacia el camarín de la Moreneta, no es para cumplir la memoria histórica, sino para ocultar las barbaridades cometidas en la Cataluña de Companys. No podemos ni queremos olvidar. Reivindicamos la verdadera memoria histórica. Por ejemplo, no olvidaremos cómo el monje de Montserrat Pere Vilamijana Abarca, moría el 21 de febrero de 1937 echado vivo a un horno, según testimonios, posiblemente al de la cementera de Montcada, y nunca fue encontrado su cuerpo (práctica habitual en la checa de ERC)

La Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Cataluña, siempre en comunión con la Iglesia Católica, solicita a la comunidad que remueva su conciencia y rectifique de este grave error que malas consecuencias a de traer el olvidar a los mártires. A la comunidad política, pedimos la restauración de la escultura y la retirada de todo monumento y homenaje a Lluís Companys, responsable de casi 8.500 asesinatos en la Cataluña republicana. Y que Dios perdone nuestros pecados colectivos ante esta traición a nuestros ancestros.

Principado de Cataluña, 15 de enero de 2022

Relacionados