Jose Antonio Bielsa Arbiol - 29 abril 2021

Jefe Provincial de Madrid del Frente Nacional liderado por don Blas Piñar, escritor y conferenciante, don Manuel Galiana dedicó el grueso de su vida profesional a los productos militares para la Defensa, así como a la consultoría empresarial. En 2008 inició su comprometida actividad ensayística. Sus viajes a Irán fueron frecuentes en los últimos años.

 

Con varios meses de retraso me llega la noticia del fallecimiento de don Manuel Galiana Ros, murciano de San Javier y personalidad disidente bien conocida en los círculos patrióticos e identitarios españoles. Era un gran tipo, franco y afable; desde aquí trasmitir mi pésame a su familia. 

         Experto en geoestrategia y balance militar planetario, conferenciante nato, Galiana descolló en sus últimos años como escritor comprometido en lucha contra el NOM (Nuevo Orden Mundial) y sus terminales operativas, especialmente pujantes en nuestra Patria. Asunto realmente tremendo éste, y que él ayudó a popularizar entre la España despierta gracias a una docena de libros publicados durante casi una década (2008-2016), harto meritorios además en nuestro oprimido contexto.

 

         El silencio en torno a su fallecimiento, y la nula repercusión del mismo (de la que sólo se han hecho eco algunos medios alternativos, como el blog de AJE [Acción Juvenil Española]), es bien sintomática del trato que el Régimen del 78 infringe a sus críticos y detractores. El disidente Galiana no ha sido una excepción: la dictadura del silencio ha ninguneado tan gran pérdida.

 

         Lo primero que leí de Galiana fue su ópera primera: el título de aquel libro era Crisis global: el fin de una era (2008), y en ningún momento hacía presagiar el rumbo que la obra del autor iba a tomar en los años siguientes. Este libro, el menos representativo de los suyos, difería poco de otros de la cuerda: junto al alarmismo en torno a un presunto “cambio climático”, Galiana ofrecía un interesante (y hoy desfasado) análisis crítico en torno a la problemática gestión de los recursos materiales, su sostenibilidad y la dificultad de perpetuar un sistema a todas luces fallido. Los problemas planetarios que Crisis global ponía sobre el tapete eran terribles, pero los problemas personales de Galiana iban a ser a partir de la publicación de su secuela, Crisis global II: culpable el Sistema (2010), muy ciertos. Con este nuevo libro a la contra, Galiana cruzaba ciertas líneas rojas que la corrección política no iba a tolerar…

 

         Toda su producción posterior es un intento minucioso y popular por decodificar la trama mundialista en torno al Gran Capital y sus brazos blandos y duros; la decena de títulos restantes que integran su bibliografía es bien clarificadora de sus urgentes contenidos, amén de las nobles aspiraciones que llevaron a Galiana a fundamentar una denuncia sólida: El nuevo orden mundial: la trama oculta de la masonería y el sionismo hacia una dictadura universal (2010), La derrota de la globalización (2011), David contra Goliat (2011), Los lobbies sionistas en España (2013), La guerra sionista contra Jomeini (2014), ¡Hasta nunca, Juan Carlos! (2014), Yihadismo wahabita (2015), La Iglesia infiltrada: por la masonería y el sionismo (2016), Colapso financiero mundial (2016) y, finalmente, sus melancólicas memorias, Disidente (2016).

 

         De estas obras, al menos tres de ellas merecen un breve comentario. Empezaremos por El nuevo orden mundial: la trama oculta de la masonería y el sionismo hacia una dictadura universal, el más vendido de sus libros y el tercero por orden de aparición. Ya desde la impactante portada (con el atentado de falsa bandera del 11-S), Galiana lograba poner en pie un sistema de asociaciones (des)vinculadas a ese “poder oculto sin rostro” que se trama en las logias y contubernios de toda laya: libro-puzle, algo tardío a su manera, sirvió de guía por un lustro a los lectores inquietos, al tiempo que ayudó a popularizar el nombre su autor en todo tipo de foros y ponencias.

 

          Con ¡Hasta nunca, Juan Carlos! (Perjurio, homicidio, felonía y corrupción) nuestro autor se hizo acreedor del Premio Ramiro de Maeztu (otorgado por los Círculos San Juan de Amigos de la Prensa Católica y Patriótica). Este penetrante análisis de la figura de Juan Carlos Borbón destapaba todo tipo de intrigas en torno al personaje. Por su crudeza expositiva, este título le terminaría de cerrar a Galiana las escasas puertas del establishment que todavía podía tener abiertas.

 

         Por lo demás, la obra capital de Galiana es Colapso financiero mundial, el más acabado y certero de sus textos, pese a sus irregularidades. Suerte de secuela actualizada del clásico El enigma capitalista de Joaquín Bochaca, es una prolongada exposición y compilación de textos y referencias en torno al misterioso “agujero negro” del dinero: ¿adónde van esas ingentes cantidades de millones de dólares, de euros…? ¿Qué agentes interesados trajinan tras las cortinas? ¿Quién es el responsable último de tamaña orgía financiera? Preguntas audaces para las que Manuel Galiana, un hombre íntegro amante de la Verdad, siempre tuvo una respuesta segura y acertada.

 

         Descanse en la Paz del Señor.

Relacionados