Javier Navascués - 6 junio 2022

Eugenio Manuel Fernández Aguilar es físico y profesor de Secundaria. Ha publicado los siguientes libros de divulgación científica: La conspiración lunar ¡vaya timo!, Arquímedes, Ampère, Boyle, Eso no estaba en mi libro de historia de la ciencia y Los renglones torcidos de la ciencia. Es autor de varios libros de texto y del thriller científico La cruz de Taranis. Es colaborador habitual de Muy Interesante. @EugenioManuel

¿Qué fue la navaja de Einstein y qué importancia tuvo en la historia para ser portada de un libro?

Realmente el libro no está dedicado a la navaja de Einstein, pues esta es solo una de las múltiples historias que aparecen dentro. Einstein estuvo afeitándose con la misma navaja durante varios meses, gracias a un asentador hecho de metal y cuero.

¿Qué otras historias fascinantes sobre rocas y minerales destaca en su libro?

Elefantes que comen rocas, niños mineros detrás de nuestros móviles, arena del Sahara que fertiliza el Amazonas, meteoritos que se convierten en esculturas, piedras sagradas, el misterio de la viruela de Ramses V, minerales incendiarios, etc.

¿Dónde nació su fascinación por estos elementos naturales?

Desde muy pequeño he sentido una atracción natural hacia las rocas, pero fue la respuesta a la pregunta de un alumno la que me impulsó a escribir el libro. A la pregunta ¿para qué sirve una roca? el alumno me contestó que para nada. Obviamente había que remediarlo.

¿Cómo complementa este trabajo a Esto no estaba en mi libro de historia de la ciencia?

El tono y estructura de ambos libros son similares. Los capítulos comienzan con algún apunte cultural que sirve de introducción, aparentemente inconexa. Una ópera, un cuadro, un libro, etc. Al final del capítulo se vuelve a este apunte y se cierra el círculo dándole sentido al capítulo. Es algo que funcionó y gustó, enmarcado en el movimiento de la tercera cultura. Así que no tuve reparo en repetirlo.

¿En qué medida la mineralogía es algo muy importante y no se valora como merece?

No es que sea importante, es que es vital. Sin la mineralogía no tendríamos la mayoría de las cosas que tenemos. No solo los minerales, las rocas son básicas en nuestra vida. Somos lo que somos gracias a las rocas.

¿A veces somos poco conscientes de cómo se formó el suelo que pisamos?

No nos paramos a pensar que hay millones de años detrás de un suelo. Se trata del ciclo de las rocas y los diferentes ciclos biogeoquímicos, como los del nitrógeno y el fósforo. La vida sería imposible si las rocas no acabasen formando suelos fértiles.

¿Se podría decir que es un libro para soñar, pero con los pies en el suelo?

Por supuesto, un libro para soñar con un mundo en el que podamos tener un uso responsable y sostenible de los medios naturales, especialmente de rocas y minerales. Pero con los pies en el suelo, porque no podemos renunciar a este mundo de piedras que nos ha dado la vida.

Relacionados