Javier Navascués - 3 agosto 2022

Miguel del Rey Vicente (Madrid, 1962) es escritor y miembro de varias asociaciones nacionales e internacionales ocupadas en la investigación de la historia moderna y medieval. Director durante su segunda etapa de la ya desaparecida revista Ristre de estudios militares, es autor de decenas de artículos y ensayos históricos. Fue galardonado en el año 2011 con el IX Premio Algaba de Biografía, Memorias e Investigación histórica —a modo compartido— y entre 2012 y 2106 se encargó también de la colección Trazos de la historia.

Carlos Canales Torres (Madrid, 1963) es abogado y escritor. Investigador del folclore y las tradiciones, es autor, junto a Jesús Callejo, de Duendes (1994), primera obra de la trilogía sobre los «seres mágicos de España» y Seres y Lugares en los que usted no cree (1995). Como investigador de la historia de España, ha sido director de las revistas de historia Ristre y Ristre Napoleónico y es autor de decenas de artículos y ensayos históricos. Fue galardonado en el año 2011 con el IX Premio Algaba de Biografía, Memorias e Investigación histórica —a modo compartido— y entre 2012 y 2106 se encargó de la colección Trazos de la historia. Ha sido miembro del programa La Rosa de los Vientos, de Onda Cero, coautor del libro Enigma: de las pirámides de Egipto al asesinato de Kennedy y forma del equipo del programa La escóbula de la brújula, de la cadena SER. Canales y Del Rey participan en el proyecto norteamericano de historia Edge & Cleaver y juntos han publicado medio centenar de títulos referentes a la historia de España.

 ¿Por qué un libro titulado Guerreros de Cristo?

 El título representa, creemos que de una manera muy correcta, la forma de pensar y de actuar de los caballeros de las órdenes militares religiosas que nacieron durante las Cruzadas.

 ¿No es un título hoy políticamente incorrecto?

 De ninguna manera, eso sería presentismo. Los caballeros de la Orden Hospitalaria de San Juan en la Edad Media y en la Edad Moderna, se sentían realmente así, y es lo que eran. Desde el punto de vista histórico es un título perfecto.

 ¿Qué importancia tuvo la Orden de Jerusalén en la historia y cuál sigue teniendo en la actualidad? 

Habría que distinguir varias fases. Durante la primera, desde su nacimiento hasta el siglo XIV, se trató de una orden más de las que protegía a los peregrinos y se enfrentaba al islam en las fronteras de la cristiandad latina medieval, o sea, la que seguía al papa de Roma (lo que llamaríamos Occidente). A partir de la conquista de Rodas, tras la pérdida cristiana de los territorios en Tierra Santa, fue también en un Estado soberano (aún lo es), y ya fuera allí, o después en Malta, se convirtió en un valladar frente a la expansión turca y un referente en la defensa de la Europa Cristiana.

 Es muy bonito que naciese con esa vocación de servicio al enfermo...

 Era un elemento clásico de nacimiento en todas las órdenes a principios del siglo XII, no solo se dedicaban a la atención a los enfermos sino también a la protección de los peregrinos. El término «hospitalarios» tenía, y en cierta manera aún lo tiene, ese doble sentido.

 Además de orden monástica tenía un carácter guerrero contra los enemigos de la cruz, algo que choca con el carácter irenista de nuestros días.

 Sí, claro, pero es que no estamos en el siglo XII. Se tiende a tratar desde el punto de vista actual sucesos ocurridos en épocas con cultura, tradición y forma de vida totalmente distintas, y eso es un grave error.

¿Además de combatir el islam que otros adversarios tenía?

Los que tendría cualquier organización poderosa dispuesta a rivalizar con los Estados soberanos de su tiempo. Además de llegar a ser un Estado, la orden hospitalaria de San Juan llegó a ser una especie de organización multinacional, con inmensas propiedades y riquezas en toda Europa, lo que obviamente despertaba envidias y recelos. Y también miedo, pues al fin y al cabo disponían de un enorme poder.

 ¿Qué nos pueden decir de la rivalidad con los templarios?

 Qué es cierto que existió. Ambas órdenes eran muy poderosas y rivalizaban en la captación de los nobles de más alto linaje para servir en sus filas, aquellos que podían aportar más dinero, influencias, poder y riqueza a la orden, pero además, intentaban influir en los Estados soberanos, en los monarcas, y su círculo próximo. No es de extrañar que, en ocasiones, llegaran a enfrentamientos armados.

 ¿Cómo conserva la Orden en la actualidad la fidelidad al espíritu fundacional, dado que hoy puede escandalizar a muchos hablar de Cruzadas?

Primero, no entendemos porqué tiene que escandalizar hablar de Cruzadas, un hecho histórico fundamental en la historia de nuestra cultura y nuestra civilización. Dicho esto, la Orden de San Juan es hoy en día una organización humanitaria dedicada a labores de ayuda y apoyo en todo el mundo, algo que hace con notable éxito.

 ¿Hasta que punto influye en la sociedad hoy en día al estar presente en 120 países y en decenas de organismos internacionales?

En que demuestra que se trata de una organización implantada a nivel mundial, reconocida por Estados soberanos como uno de ellos aunque no tenga territorio, y por lo tanto, eso facilita en cierto modo su capacidad para llevar adelante sus labores humanitarias, que son las que al fin y al cabo constituyen hoy en día su objetivo y fines.

Relacionados