Javier Navascués - 27 mayo 2022

Juan Luque es matemático, historiador del ilusionismo y mago. Esta excepcional combinación de factores, aparentemente tan dispares, caracteriza el talante riguroso y científico de sus investigaciones, y a la vez, un estilo entretenido y divulgativo en sus libros y conferencias. Interesado en acercar la trayectoria del arte ilusionista tanto a magos como a lectores y estudiosos de historia, ofrece en sus obras un contenido documental esmerado expuesto de modo cuidadosamente didáctico. Es el único investigador especializado en la historia del ilusionismo en la Antigüedad. Su trabajo revela la solidez de la magia como arte de entretenimiento, con un fascinante y continuado recorrido de, al menos, cuatro milenios. www.mediosmagicos.com

¿Es exactamente lo mismo magia que ilusionismo?

Precisamente esa es la gran diferencia de este libro. La magia es la realización de los prodigios que superan las leyes naturales, las leyes físicas. Es lo que habitualmente se considera magia y fue muy habitual su creencia en el mundo antiguo. Aquí estaría englobados los prodigios sobrenaturales, la astrología, la hechicería los poderes ocultos, los prodigios de los dioses etcétera

Sobre este tipo de magia por su importancia en las civilizaciones antiguas hay mucho escrito y la labor de estudio es amplia e intensa por parte de los historiadores.

Sin embargo la magia ilusionista es recrear esos mismos prodigios con métodos secretos de tal manera que al no verse parece que está ocurriendo de verdad . Y seguido es lo que hacemos por ejemplo los magos ahora precisamente desde hace unos años lo llamamos ilusionismo porque es una ilusión y así lo diferenciamos de la otra magia la sobrenatural.

Y es de este tipo de magia de lo que va el libro una magia tampoco estudiada que solo existen investigaciones de interés de los dos últimos siglos.

¿Por qué un libro sobre la historia de la magia?

Precisamente por eso porque a pesar de habernos acompañado durante toda la historia, la magia ilusionista o ilusionismo es un práctico desconocido. Y es realmente apasionante sin embargo porque es reproducir esos efectos que aparentemente produce la magia, la otra magia pero con artificios de tal manera que sea imposible detectarlos.

Es una historia fascinante y totalmente desconocida. De hecho este libro es el primer trabajo mundial sobre los orígenes del ilusionismo.

¿Cuándo aparece la magia en la historia?

Pues muy probablemente hace miles y miles de años. Para cuándo se consolidan las primeras civilizaciones, la magia ilusionista ya existe y ya se utiliza con bastante fluidez. Aparece en el primer texto fantástico egipcio, en varios episodios de la Biblia, en una de las primeras obras del Próximo Oriente, en las primeras epopeyas literarias griegas, en los primeros libros de historia, en los de Herodoto, en las primeras obras latinas en los primeros manuales tecnológicos etcétera

Y lo mismo sucede con los yacimientos arqueológicos, pues se han encontrado registros cerámicos ducados incluso de hace 3600 años aproximadamente.

Y antes existen en el Paleolítico y ese es el primer capítulo del libro, ejemplos de experimentación con el engaño a los sentidos para crear percepciones diferentes a la reales, que esa es la base que fundamenta el ilusionismo, en las culturas paleolíticas.

¿Por qué esa fascinación del hombre por la magia?

Porque es la forma de trascender a las leyes físicas que atan nuestra vida. la magia nos permite superar esas barreras, nos permite volar, nos permite sanar, nos permite resucitar, nos permite crear vida y otros deseos qué sabemos que las leyes físicas nos imposibilitan.

Está muy presente en el mundo clásico...

Efectivamente y gran parte del libro trata precisamente sobre eso punto y seguido con los dos usos que hubo para la magia, para la magia ilusionista quiero decir. El ilusionismo como fraude, es decir para reproducir prodigios y hacer creer que eran obra de los dioses. Y el ilusionismo como ocio es decir para entretener. Ambos llegaron a cotas altísimas verdaderamente asombrosas en efectos de magia y calidad artística. Aún hoy nos sorprenderían y nos impresionarían.

¿Cuál fue la transición de la magia con connotaciones esotéricas a la magia más inocente tan difundida en nuestros días?

Bueno en realidad esa transición nunca la hubo porque convivieron todos los tipos de magia. La magia esotérica, que incluso aún en nuestros días sigue existiendo en la astrología o en el ocultismo o en la quiromancia etcétera. La magia como fraude, es decir la magia para hacer creer que se están viviendo fenómenos sobrenaturales también sobrevive hoy. Y seguido recordemos por ejemplo aquel sujeto que hace unos años doblaba cucharas y hacía funcionar relojes con la mente y que tan famoso fue en el programa de Íñigo. Y la magia como ocio es la más habitual hoy, pero los ejemplos más antiguos de magia ilusionista son precisamente para entretener. En el año 1600 antes de Cristo un papiro recogió una actuación de un mago ante el faraón Keops. Quizá fuera un cuento pero muestra que la magia para entretener en este caso al faraón era algo normal porque se plantea como algo corriente, citado sin más.

 

Relacionados