Luys Coleto - 23 enero 2022

La medida estrella, Plan de Fertilidad en Red que permitirá ayudar a las familias "en el costoso acceso a la reproducción asistida". En él, se incluye a mujeres de hasta 45 años y también a aquellas que ya tengan un hijo. Joya de la corona, pues. Liberticidio, transhumanismo y, como el resto de sus funestos medidas de su grandes planes de fecundidad, completamente estériles, nunca mejor dicho.

Inanes medidas

4.500 millones de pavetes en un lustro, absolutamente dilapidados, despilfarrados, tirados.  Ayuda de 500 euros al mes por bebé para las madres menores de 30 tacos con una renta no superior a los 30.000 euros. Además, habrá ampliación de deducciones de hasta 2100 euracos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por nacimiento o adopción de hijos a lo largo de tres años y, también, de la denominada tarifa plana para las autónomas que se reincorporan a su actividad laboral tras la maternidad.

Y se propone la “flexibilización” de la jornada laboral, incentivos fiscales por adquisición o alquiler de vivienda y accesos prioritarios al Plan VIVE. Y, tan siniestro, el niño “educado” desde bebé por el monstruo estatal: facilidades para la Educación Infantil de Primer Ciclo (0-3 tacos).

Todo tan ineficaz…y tan hipercapitalista…

Colosal negocio

Primer dato de la joya de la corona, reproducción artificial: grandioso negociete para el lobby de las clínicas de reproducción, uno de los lobbies más poderosos. Y necesario recordatorio: traer hijos al mundo a la antigua usanza, gratis y más grato, dónde va a parar.  Comprar y vender óvulos y esperma, grandísimo negocio. De óvulos, mejor. Y la eugenesia, pululando. Mejor una jaca joven, guapa, universitaria. Como también pulula impía la reprogramación celular, tal timokakuna covidiota, "reproyectando" nuestras sacrosantas bases genéticas.

Y más datos.  La reproducción artificial del ser humano, mediante sus diversas formas (fecundación in vitro, diagnóstico preimplantacional, procreación médica asistida…), una conjura contra la mujer. Generando un nuevo subproletariado, sobre todo de mujeres, forzado a alquilar sus cuerpos y vender los “productos” que provienen de todo “esto”. Despedazando el cuerpo de la mujer y transformando algunas de sus partes en mercancías que pueden ser compradas y vendidas siguiendo la lógica mecanicista y productivista del sistema tecno industrial, la mujer se convierte en una patética fábrica de producir.

Eugenesia y transhumanista

Lo que propone la liberticida y antihumana Díaz Ayuso convierte a los embriones/bebés en productos manufacturados, modificados según los patrones del “libre” mercado: el niño es construido en una fabrica-laboratorio, "biomejorado" genéticamente.

No hay una eugenesia liberal, a pesar de que los más forrados de parné serán capaces de satisfacer, en parte, sus caprichos de hijos perfectos. Será una eugenesia, digamos forzada, dictada por los imperativos del Gran Leviatán y las distintas “coyunturas económicas”. No hay eugenesia ciudadana, juas, ni “transhumanismo democrático”.

Reproducción artificial, pura eugenesia, puro transhumanismo, puro DARPA. Atroz control biométrico de nuestras vidas, todo completamente hipermedicalizado, pura dictadura sanitaria covidicia: desde la vida prenatal hasta el geriátrico. Transhumanismo, caminando hacia la posthumanidad, fusionando el hombre con la máquina.

Conjura contra la humanidad

Absoluta conspiración contra el ser humano en general, contra la mujer en particular. Un ser humano con una ínsita dignidad ontológica y que estas técnicas de reproducción arrebatan del todo, "deconstruyendo" todo valor noble y virtuoso: la libertad, la justicia, la generosidad, la lealtad, el valor del límite…

Rimando transhumanismo y eugenesia (cómo molan, Abuso, los bigardos altos como torreones, ojazos azules antiÖzil, sin taras, claro), confundiendo deseo y capricho, puro reduccionismo genético (el ser humano, afortunadamente, más que su sagrado patrimonio genético).  Dizque eugenesia liberal, democrática, progre: la abolición del cuerpo, la clonación y el útero artificial. La libertad y la autodeterminación, siniestros y falsarios pretextos hacia la posthumanidad mediante la "recreación" bio-tecnológica de la especie humana. Bajo el disfraz de la transgresión y la rebelión, caminando hacia la horrenda e inaceptable distopia Avatar 2045: la adhesión entusiasta al tiránico Gran Leviatán tecnocapitalisma. Gracias, liberticida Ayuso.

Hacia otro ser humano, peor

La reproducción artificial ansía un ser humano neutro, sin rostro (fíjense en el bozal PLANdémico), sin identidad, sin sentido de pertenencia, sin filiación (no hay padre, solo un difuso banco de esperma). Bajo el revestimiento del progreso, la “izquierda” progre y la “derecha” liberal coinciden en la imposible legitimidad de tan impía práctica: se nutre un proyecto totalitario y liberticida mediante la abolición, a través de la “recreación” tecnológica, "artificializándola", de todo aquello que nace, de todo lo vivo.

Esta izquierda/derecha ciber-liberal manipula el imprescindible combate por la libertad individual con la disculpa de la libertad mercantil. Confunde la igualdad política con militaresca uniformización biológica de los seres humanos. Y, desde luego, ambos rostros de la misma hidra, perfilan la agenda transhumanista, sendereando hacia la "inmortalidad", criogénesis mediante. 

Y jugando a ser malvadísimos dioses, doctor Moreau en lontananza. Embriones que hibridan y "mestizan" especies distintas, un suponer tan demostrado. Y, desde luego, la inteligencia artificial "escogiendo" el “mejor” semen, algoritmos mediante, para cada óvulo. O el CRISPR/ Cas 9, tan satánicamente avanzado el asunto: corta y pega de nuestros genes, pues.

Afloja la mosca, Ayuso, y tal vez la gente tenga críos…

Gracias, Abuso. Liberticida y antihumana, el engañabobos de la "derechita", la "valiente" y la "cobarde". Y te recuerdo una cosita, sin más. De parvulario: para volver a ser una sociedad fecunda se necesita, - condición necesaria pero no suficiente - dinamitar del todo el desorejado y liberticida y deshumanizado capitalismo "reproductor" que tanto te mola...

…Ya sabes, Ayuso, pasa tu pingüe y suculento salario de catorce pagas, y tal vez mucha gente acabe follando con un objetivo gozosamente fecundo. Lo dicho, la libertad, divino tesoro, algo más que tomar cañas, en Villana y Cortesana, hasta las once.

…y deja de vender Madrid a los fondos buitres

Un ejemplo de libertad, novia de Chucky, sin copyright, funesta y embozalada y antigua falangera presi: emular a Djokoviv. Por sus cojones y por su nobleza. Lo contrario que tú o Nadal. Y, sobre todo, NO VOTAR NUNCA JAMÁS. Lo demás es legitimar esta mierda.

Ayuso: “Vamos a vender Madrid como la última Coca-Cola en el desierto”. Es justo lo que estás haciendo, abusona Abuso: vender Madrid tal la caterva de rapiñeros y miserables especuladores a la que perteneces, tan NOM. Y tan masónicamente coronados. En fin.

Relacionados