Julio Merino - 10 agosto 2022

Bueno, pues ya se sabe cuando no hay noticias surgen los rumores, cuando las amapolas se apagan crecen los jaramagos, y es lo que está pasando con Macarena Olona y VOX. No hay noticias, pero sí hay rumores.

Por una vía me llega que todo ha sido un problema de celos.

Celos de Iván Espinosa de los Monteros, porque Macarena le estaba robando el protagonismo en la Portavocía a él y no estaba a gusto con que volviese a Madrid. Aunque fuese como Senadora… celos incluso de su mujer, porque doña Rocío no está muy satisfecha con su protagonismo, arrinconada como quedó ella en el Ayuntamiento, por la victoria implacable de Isabel Ayuso.

Por otro, el choque con Abascal. Al parecer, esto ha sido lo más serio. En realidad según dicen, ha estado en juego y está la propia esencia del Partido. Primero por la táctica seguida durante la Campaña de Andalucía: discrepancia frontal con el modo de enfrentarse al competidor Moreno y al PP y después, por la estrategia de futuro a nivel Nacional. Principios por encima de Votos o Votos por encima de Principios. Y parece ser también que hubo ya un serio enfrentamiento por el modo de afrontar los “chiringuitos” y subvenciones de la LGTBI+… (la misma, según dice, se le planteó al PP y el señor Moreno Bonilla se inclinó por el pacto y por lo visto fue el “Orgullo Gay” el que le dio en los últimos tres días, los 10 votos que le faltaban para alcanzar la Mayoría Absoluta)

Y como rumores no faltan recojo también el último que me ha llegado. Según se dice este rumor es más sibilino, ya que sale de las cercanías de don Alberto Núñez Feijóo. Parece ser que por afán de “absorber” a VOX para acabar de cerrar el Centro-Derecha al que aspira, estaba sembrando para llevarse a Macarena Olona a su equipo.

Naturalmente, yo lo digo siempre ante un rumor, ni quito ni pongo Rey. Eso el tiempo lo dirá. Que ya se sabe: el rumor puede ser antesala de la noticia o agua de borrajas.

De todos modos yo sigo creyendo que del modo en que se ha producido la ruptura y la salida de Macarena de la política y de VOX esconde algo raro, al margen del tema de salud y la prescripción médica. En cualquier caso yo y los 5.000 amigos que me siguen, le digo a mi Macarena lo de “mi Unamuno”:

“¡Poneos en marcha! ¿Que adónde vais? La estrella os lo dirá: ¡Al sepulcro! ¿Qué vamos a hacer en el camino mientras marchamos? ¡Luchar! Y ¿cómo? ¿Tropezáis con uno que miente?, gritarle a la cara: ¡mentira!, y adelante. ¿Tropezáis con uno que roba?, gritarle ¡ladrón!, y adelante. ¿Tropezáis con uno que dice tonterías, a quien oye toda una muchedumbre con la boca abierta?, gritarles ¡estúpidos!, y adelante siempre!”

O también podría ser una manera de justificar el no dejarla perdida por Andalucía, sin ser ni siquiera la Jefa de la Oposición. Macarena Olona es mucha Macarena para quedarse 4 años, o cuando menos 1 o 2 años en vía muerta. Porque España entera está hoy con doña Macarena.

Relacionados