Pablo Gasco de la Rocha - 13 agosto 2022

Aunque todo ha cambiado mucho, y mayormente para mal, que parece que es el destino de la vida. El ciclismo sigue siendo un deporte noble, generoso y heroico. El único deporte donde haces sociedad con el “esforzado”, sea o no de los tuyos…    

    Sobre la Vuelta a España que comenzará el próximo viernes 19 guardó muchos recuerdos: las largas etapas de los llanos, pesadas y monótonas que daban lugar a pájaras por el efecto del calor; las pendientes a tumba abierta, y las finales al esprint. Y sobre todo, el respeto que sigo guardando a todos los esforzados que vi correr, figuras y gregarios. La Vuelta siempre regresaba con su emoción y su colorido. Y luego concluía, dejándonos el recuerdo de lo que habíamos visto y vivido…  

    Arranca nuevamente la Vuelta… Las jornadas que parecen imposibles de afrontar; las gestas que ven borrada la gloria, siempre tan evanescente, y los días de esfuerzo que quedan como ejemplo. Pero ya no es lo mismo, no lo es, porque al final del esfuerzo faltan las chicas GUAPAS que al final de la jornada agradecían el esfuerzo con un beso. 

    Sirva hoy este homenaje al Ciclismo para ser profundos. Para introducirnos en la conciencia de lo perecedero, preguntándonos siempre por el valor relativo que tienen las cosas, pues todo tiene su momento bajo el cielo…

  1. Reivindiquemos la camiseta NARANJA para el líder de la Vuelta a España.

Relacionados