Javier Marzal - 6 noviembre 2021

El 2 de noviembre, se hizo público que ya había comenzado la negociación del “mecanismo de equidad intergeneracional” (MEI) entre la Seguridad Social y los agentes sociales del régimen, excluyendo los auténtico “agentes sociales” que representan el interés general que se sintetiza en progreso, es decir, en que la metamafia institucional no impida que la sociedad civil haga que cada día se viva mejor.

El Gobierno propone que se aumente, durante 10 años, las cotizaciones sociales que pagan las empresas y los trabajadores. El Gobierno vuelve a plantear las “soluciones” que ya utilizaran los anteriores gobiernos del PSOE (González y ZP): crecimiento de la metamafia institucional y reducción del tejido empresarial y destrucción del empleo. Cabe destacar que España es uno de los tres países del mundo que confiscan más dinero a los trabajadores y el líder destacado si tenemos en cuenta el porcentaje de trabajadores que no ganan lo suficiente para mantenerse y mantener una familia.

El Gobierno aduce como causa, el supuesto aumento de pensionistas por las jubilaciones de las personas del “baby boom”, sin tener en cuenta la disminución de jubilados ocasionado por la reacción del propio Gobierno contra el coronavirus, incluyendo las vacunas experimentales, que numerosos expertos, periodistas y otras personas califican de genocidio.

Estas medidas del MEI son similares a las adoptadas como reacción al coronavirus y que sirvieron para que España liderara la caída del PIB en Europa y en toda la OCDE, salvo Argentina.

Llevo años criticando a los economistas, periodistas, políticos, etc., que se empeñan en afirmar que el PSOE no sabe de economía, ocultando la realidad: El PSOE y sus gobiernos, tienen asesores muy cualificados, igual que el PP, pero el PSOE tiene como objetivo empobrecer a la población para aumentar el totalitarismo y el parasitismo social, mediante subsidios.

Con el totalitarismo aumenta el poder de la metamafia institucional, disminuyendo los poderes de la sociedad civil (empresarios, trabajadores, asociaciones, medios, abogados, etc.), lo que permite aumentar la corrupción, como es incuestionable que ha sucedido en 2020 y está sucediendo en 2021. Aumentando el número de subsidiados, aumenta la dependencia de las instituciones y de la gente que cree que el PSOE es la solución (clientelismo). Es espeluznante que cada día haya más gente que prefiera un subsidio a un empleo, aunque sea una preferencia poco consciente.

Salvo que Bruselas lo impida, lo más probable es que el Gobierno implante el MEI, dando otro aumento de nivel del neocomunismo y agravando la crisis. En mi opinión esta es una excelente noticia porque debería tener dos consecuencias beneficiosas: adelanto electoral como siempre pasa con el PSOE  (Felipe González y ZP) y aumento del cuestionamiento del neocomunismo, especialmente del izquierdista, pero también del PP.

Incluso he llegado a pensar que las consecuencias económicas del neocomunismo de Sánchez sobre la población, podría acabar con el PSOE, siguiendo a UCD, UPyD, CIU, Izquierda Unida, Ciudadanos...

Relacionados