Que la sociedad en 42 años ha cambiado a peor es un hecho evidente. Fuerzas de seguridad del Estado, militares, Iglesia, o mejor dicho curas y Obispos, políticos e incluso los trabajadores de cualquier empresa pública o privada.

En febrero de 1978 un periódico publicó esta noticia sobre Santiago Carrillo, el cual viajaba en un avión en vuelo de Barcelona a Madrid.

Textual: "Al parecer el dirigente del P. C. E que volaba de Barcelona a Madrid, le pidió a la azafata, poco antes de aterrizar que el comandante del aparato le permitiera pasar a la cabina para ver Madrid desde el cielo. Como respuesta a la petición transmitida por la azafata se escuchó por los altavoces el siguiente mensaje:
“Les habla el comandante. Dentro de breves minutos tomaremos tierra en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Mientras tanto, les invito a que observen por la parte derecha del avión el histórico lugar de Paracuellos del Jarama, donde fueron fusiladas durante nuestra guerra civil siete mil personas inocentes. El que les habla es hijo de una de ellas. El que mandaba el pelotón de ejecución es uno de sus compañeros en vuelvo, don Santiago Carrillo Solares, sentado en la butaca 27-B”.

88079602_3362680143748869_5380422449298931712_n

Carlos Angulo Álvarez que era como se llamaba el piloto, fue sancionado por Iberia por este comentario, sin embargo, dijo que ese era el mejor dinero empleado de toda su vida.

Del muro de Facebook de Juan Carlos Jimenez Pérez