Las coordenadas en las que se cimbrea la política española se sustentan sobre bases tan peculiares, como puede ser el de usar las instalaciones de un ministerio para celebrar el cumpleaños de la niña de la ex cajera y ahora ministra titular, en este caso, el de Desigualdad, como (9 a 2), nos muestra la kamaradoskiana fotografía.

¡Adiós a la meritocracia! ¿qué más puede ofrecer un grupo de licenciados y doctores universitarios, que un bien avenido grupo de follamigos no pueda igualar? (¡Pufff! Así, así, así... Hasta el infinito; esto no es más que una opinión fascista).

Es más -me asegura un prójimo, próximo a esta oficialidad gobernante-; precisamente en lo que más ha salido beneficiada la política, y con ello la vida de los ciudadanos de este país, es la humanidad que rezuma cada decisión que toma este gobierno. De manera muy significativa, en lo que se refiere a la creación de nuevos puestos de trabajo, cojonudamente pagados, y en la colocación de las personas, para quienes se han creado esas colocaciones". 

Te contaré un caso muy reciente -me amenaza, sin posibilidad de salir a la carrera, pues me tiene agarrado fuertemente del brazo-. Estaba hace unos días nuestro líder del partido, hoy segundo de a bordo del país, con un militante comunista de segundo nivel, los del primero, entre él y su compañera han colocados a todos y todas.

-¿Qué pasa tío; te veo como apagado? -preguntó campechano nuestro gran líder; el que tú -me señaló con el índice de su mano izquierda- llamas "rojo pijo".

-Pues ¿qué quieres que te diga? estoy chungo porque, trabajar en la ONG en la que me metiste...

-¿Trabajar? -se escandalizó el líder.

-Bueno; estar ahí apenas me da pa ná ¡joder colega! que estoy a media ración de "María". Acuérdate cuando iba contigo a los escraches en la universidad, y eso que ni siquiera he sido universitario... ¿No vas a tener nada para mí? Recuerda que yo formaba entre los del grupo de follamigos en el que también estaba tu actual compañera, y un primo tuyo pertenece a un grupo de follamigos gay, en el que también está un primo mío; somos casi familia.

-Chico; la cuota de ministros ya la tengo cubierta y los ministerios que me han tocado en el reparto, ya tienen cubiertos con familiares y amigos todos los puestos de subsecretarios y tú, perdona, no das para asesor. Déjame que piense... Ah si; te nombraré Secretario General del Bienestar de Grillos y Chicharras.

-¿No prima ser algo del ministerio de Asuntos Exteriores? Es que no vea como me gusta viajar.

-Grillos y chicharros hay en todo el mundo, con un poco de habilidad... Puedes estar viajando todos los días del año. Mira; como yo, que ya me he recorrido medio en "business mundo" a cargo del Erario Público. ¡Qué gustito da estar entreverado en la Casta!