El Fiscal José Perals, fue denunciado por el Secretario General del Manos Limpias, en el procedimiento conocido como USBANC- MANOS LIMPIAS 132/2016 por haber ocultado durante cinco años el informe original de la UDEF que se encontraba un unas cajas del archivo físico de la Audiencia Nacional.

En septiembre del año 2019, se levantó Diligencia de constancia del hallazgo, tal como se reflejó en el informe del fiscal denunciado.

A pesar de encontrarse el hallazgo en septiembre de 2019, se hace entrega en febrero de año 2020, en las cuestiones previas, tratando de validar tal anomalía.

El Fiscal denunciado, la justifica con términos tales como:

  1. Haberse tratado de un olvido

  2. Se pudo deber a un error material.

Para defenderse de la denuncia arremete contra el Secretario General de Manos Limpias de extorsionar al entorno de la Casa Real para retirar la acusación contra la Infanta, Cristina de Borbón.

Justificar un informe al que le faltaban seis páginas y la firma del funcionario de la UDEF que elaboró el mismo, es tomarnos por incultos y lerdos.