El mundo financiero se encuentra en constante evolución, una transformación que se produce en el presente y que viene causada, en gran parte, debido a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información. Hablamos, efectivamente, de Internet, y de las criptomonedas, activos digitales que funcionan como cualquier divisa y que los operadores utilizan para comprar, vender e incluso invertir pensando a largo plazo.

Esto se debe a que criptomonedas como Bitcoin son consideradas el dinero del futuro, un futuro que toma cada vez un mayor cariz de presente. Precisamente, Bitcoin es la criptomoneda más utilizada de la actualidad, con una gran diferencia respecto a perseguidoras como Ethereum, Ripple o ICON. De hecho, el precio del Bitcoin ha experimentado una subida del 60% durante los dos últimos meses, hasta situarse en este tramo final de febrero en más de 8.900€, lo que convierte la compraventa de Bitcoin en algo apetecible.

En este sentido, las previsiones de crecimiento son de un alto optimismo, según diversas fuentes como Bloomberg, sobre todo al fugaz aumento de su valor. No en vano, en diciembre el Bitcoin apenas llegaba a los 5.900€, una cifra que ahora supera con creces. Ahora, se estima que en mayo alcanzará los 19.000€.

¿Qué es una criptomoneda?

Para entender realmente lo qué significa el contexto en el que se encuentra Bitcoin y por qué es la principal criptomoneda del mercado, conviene primero definir qué es una criptomoneda. Se trata, esencialmente, de una moneda virtual, una moneda digital. Son activos descentralizados, cuya gestión no recae en entidades bancarias ni gobiernos, sino que su funcionamiento se basa en una tecnología informática denominada criptografía.

Bitcoin es, a día de hoy, la criptomoneda líder con diferencia. Se creó hace once años, en el año 2009, bajo la firma Nakamoto, un nombre que todavía se desconoce si es el de una persona o el de un colectivo que aunó conocimientos para crear esta moneda digital. El objetivo era aportar seguridad a los pagos online y, precisamente, descentralizarlos.

¿Qué factores influyen en el crecimiento de Bitcoin?

El continuo crecimiento del valor de Bitcoin viene causado por las halagüeñas previsiones que los operadores ven en el horizonte. Una de ellas es la cercanía de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, un dato  unido al cercano fin de la guerra comercial entre el país norteamericano y China.

Además, la percepción de la opinión pública sobre las criptomonedas ha mejorado durante los últimos años. La sociedad, o al menos parte de ella, ya no ve estos activos como una amenaza con alta probabilidad de pérdidas, sino que consideran las criptomonedas, con Bitcoin como principal referencia, como una opción atractiva para operar en Internet.

Bitcoin, un valor refugio

Citando a Miguel Martín, ejecutivo de ventas y analista de CMC Markets, "una característica importante del Bitcoin es su escasez, se le confiere un carácter que opera como valor refugio". ¿Qué quiere decir esto? Según el propio Martin, el número de unidades Bitcoin está limitado a 21 millones en circulación, una cifra que está a punto de alcanzarse dado que en 2019 este activo ya contaba con cerca de 18 millones de unidades en funcionamiento.

Además, se trata de una criptomoneda descentralizada, una característica que provoca que Bitcoin no esté sujeta a depreciación. Se trata de un detalle importante, que confiere a esta criptomoneda un carácter único y la convierte en la principal opción para el operador, tanto para los novatos como para los más experimentados.

¿Cómo comprar Bitcoin?

El proceso para comprar Bitcoin es realmente sencillo a través de plataformas como Bitvavo. El primer paso es abrir una cuenta en la plataforma, para la que será necesario aportar los datos personales, tanto si se trata para una cuenta privada como de empresa. Después, el usuario deberá introducir el método de pago, que puede ser mediante SEPA o tarjeta de crédito, entre otras posibilidades.

Una vez realizados estos pasos, el nuevo usuario automáticamente adquirirá un monedero digital en el conservará su criptomoneda Bitcoin para empezar a operar con libertad. Comenzará así una nueva etapa como operador a través de una interfaz sencilla e intuitiva. Con la nueva cuenta, el usuario podrá comprar criptomoneda, vender y almacenar sus activos en el monedero.

¿Cuál es el futuro de las criptomonedas?

Si las estimaciones de crecimiento de Bitcoin son optimistas,  también lo son las previsiones de futuro para el mercado de criptomonedas, si bien los expertos no logran ponerse de acuerdo sobre qué camino acabará tomando el sector. Según Miguel Martín, de CMC Markets, asevera que hay dos líneas de opinión: quienes creen que con estos activos se contribuye a generar una burbuja financiera; y los que piensan que, al tener base tecnológica, posee mayor seguridad y potencial que las divisas habituales.

En cualquier caso, se trata de una nueva forma de operar desde el punto de vista financiero que necesita tiempo para seguir evolucionando. Por el momento, invertir en Bitcoin se presenta como la mejor opción para operar con criptomonedas, tanto por el crecimiento que ha experimentado durante los últimos meses, como por las positivas previsiones que se plantean de cara al futuro.