Dormir es una necesidad básica del ser humano. El cuerpo requiere del sueño para poder reestablecer todas sus funciones y restaurar tejidos. Esta debería ser una actividad sencilla y placentera para todo el mundo pero esto no se cumple en todo el mundo. Existen personas con serios problemas para dormir y por eso hoy mencionaremos algunos buenos remedios naturales para dormir

¿Por qué tenemos problemas para dormir?

El insomnio es la patología del sueño más común. El insomnio consiste en la incapacidad de conciliar el sueño y de tener un sueño tranquilo. Hay otras patologías que si bien no imposibilitan la conciliación entorpecen el sueño tranquilo. Tal es el caso de enfermedades como apnea obstructiva del sueño, insuficiencia cardiaca, patología prostática, etc.

El insomnio puede ser causado por múltiples factores. En la actualidad se ha demostrado que el factor más predominante es el estrés y la ansiedad. Estas dos características psicológicas mantienen el cerebro en alerta impidiendo que se pueda caer en un sueño profundo.

Sabiendo esto podemos entender porque muchos fármacos usados para conciliar el sueño son sedantes como las benzodiacepinas. Pero también existen muchos remedios naturales para dormir con las mismas propiedades sedantes que pueden usarse con seguridad.

La valeriana, el más potente de los remedios naturales para dormir

La valeriana es una planta alta que se cultiva en gran escala en Asia. Ha sido usada ampliamente en la medicina china tradicional debido a sus propiedades sedantes. Sus principales uso es como sedante en el tratamiento de los trastornos del sueño, el estrés y la ansiedad.

El extracto natural de valeriana se obtiene de las raíces de esta planta. Es muy comercializado y aceptado por la población en general por lo tanto podrás encontrarlo con facilidad en cualquier tienda naturista.

Puede ser consumido en crudo, ingiriendo unas pocas gotas del aceite esencial. O puede añadirse las gotas a diversas infusiones y consumirse así de forma diluida. Es importante que cada individuo regule poco a poco la dosis ya que el efecto sedante puede ser excesivo

Un sueño con aroma a lavanda

La lavanda es una flor muy aromatica que tiene amplias propiedades sedantes. Entre sus múltiples usos se ha encontrado que puede ser muy útil en la conciliación del sueño. Esto probablemente se deba a proporciona paz y relajación al individuo generando un sueño más tranquilo.

Usualmente la lavanda se utiliza para la aromaterapia, con baños perfumados o masajes con su aceite esencial. Cuando la vamos a usar para dormir podemos aplicar métodos un poco más sencillos. Resulta útil para conciliar el sueño rociar la habitación o la almohada con lavanda.

La meditación antes de acostarte

Como ya hemos mencionado muchas veces la ansiedad y el estrés son las causas más comunes del insomnio. Por lo tanto cualquier actividad que favorezca la paz y la relajación será útil para combatir este mal.

Tomarse 15 a 20 minutos de meditación previo a la hora de dormir ayuda inmensamente en la conciliación rápida del sueño. La meditación puede ser precedida o seguida de ejercicios de estiramiento o respiraciones pausadas para potenciar la relajación.

La siempre útil manzanilla

La manzanilla siempre está en la lista de remedios naturales porque tiene muchísimas propiedades. Entre sus propiedades destacan la hidratación y la ansiolítica, además de su rico olor. Tomar una infusión de manzanilla antes de dormir en sustitución al café te ayudara a relajarte y por consiguiente a conciliar más rápido el sueño.