La biodiversidad de la ciudad de Madrid se ha visto recientemente enriquecida con la incorporación como especie reproductora del milano real. Este dato además tiene la relevancia de referirse a una rapaz incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de "En peligro de extinción".

La pareja de milanos reales que ha protagonizado este hito tiene su nido en un pino de la emblemática Casa de Campo, el mayor parque público madrileño. El hallazgo y la confirmación de esta reproducción histórica ha sido hecha por la asociación conservacionista GREFA y ha sido posible porque el macho de esta pareja de milanos reales, bautizado como Bernuy, estaba siendo objeto de seguimiento científico gracias al emisor GPS que porta.

A los tres pollos que en 2021 han sacado adelante estos milanos reales también se les han colocado emisores, en un operativo realizado con el apoyo técnico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y de los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid (Grupo de Apoyo de Trabajos en Altura). Los GPS permitirán saber por dónde se mueven y qué les pasa a estos pollos cuando abandonen su nido de la Casa de Campo de Madrid e inicien su vida de forma independiente.

Un animal con historia
Bernuy es un milano real bien conocido por GREFA ya que ingresó en el centro de recuperación de fauna salvaje de esta ONG, ubicado en Majadahonda (Madrid), en junio de 2018, cuando aún era un pollo, tras ser encontrado en el suelo, fuera de su nido, junto a sus dos hermanos, en circunstancias no aclaradas.

Bernuy completó su crianza en GREFA y pudo ser devuelto a la naturaleza pocas semanas después. Gracias al seguimiento GPS, tras dos años de dispersión juvenil, GREFA supo en 2020 que este ejemplar ya estaba asentado como reproductor en la Casa de Campo. Pero debido a las restricciones derivadas del Covid-19 no pudo confirmarse si llegó a criar con éxito el año pasado, algo que sí ha podido ser constatado en 2021.  

"Estamos muy orgullosos de que la recuperación en nuestro centro de Bernuy haya hecho posible un acontecimiento tan relevante para la biodiversidad de Madrid como es la cría de una especie en peligro de extinción y que el seguimiento GPS nos haya permitido detectarlo y poder ahora informar de ello", indica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.
 
Colocación de un emisor GPS a uno de los milanos reales nacidos en la Casa de Campo. Foto: Cristina G. Bermejo.

Colaboración del Ayuntamiento
GREFA quiere agradecer expresamente la sensibilidad mostrada por el Ayuntamiento de Madrid para hacer posible la reproducción exitosa del milano real en la Casa de Campo. Esta buena predisposición se ha concretado en la limitación o incluso el aplazamiento de trabajos forestales o selvícolas en el entorno del nido para evitar molestias a las aves durante la época de cría.