PASOS PARA SABER CÓMO CULTIVAR LECHUGA CORRECTAMENTE

Cómo cultivar lechugas en casa todo el año | El huerto urbano :: El huerto  en casa

Las necesidades de la lechuga son muy específicas. Una razón de peso para conocerlas en detalle, y darle a nuestras plantas lo que necesitan. Solo así prosperarán correctamente. Y solo así, añadido, darán frutos durante la mayor parte del año.

 Por sus pocas exigencias, es un cultivo ideal tanto para huerto urbano como para macetas. La lechuga tiende raíces de poca profundidad, por lo que se postula como un cultivo ideal incluso para contenedores modestos.

Cómo Cultivar Lechuga: Siembra, Riego, Fertilización, Cosecha Y Más

Y un último aspecto que hará que nos enamoremos de ella. Aunque depende de cada variedad, hablamos de una hortaliza que entre uno y dos meses está lista para ser consumida. ¡Perfecta para impacientes!

Preparar el terreno, uno de los pasos más importantes de cómo cultivar lechuga

Cómo cultivar lechugas en casa? • Teorema Ambiental

La lechuga exige un suelo rico en nutrientes. A pesar de su aparente simplicidad, este cultivo es uno de los más ricos en minerales; y necesita de ellos para poder crecer correctamente. Más allá de las características propias del suelo, no está de más enriquecerlo con una enmienda orgánica.

La lechuga demanda un terreno aireado y suelto que cumpla con un requisito fundamental: contar con un buen drenaje.

Elegir la variedad más adecuada

Cómo cultivar lechugas en casa todo el año | El huerto urbano :: El huerto  en casa

Elegir la variedad es la tarea más complicada de todo el cultivo de la lechuga. Y no es para menos: el abanico de opciones de esta hortaliza es amplísimo, tanto en formas como en colores o momento de plantación. 

Es importante que pensemos cuándo vamos a plantar y cuál es el clima de ese momento para optar por la variedad que mejor soporte unas determinadas condiciones climatológicas.

Cultivo ecológico de la lechuga – Agriculturers.com | Red de Especialistas  en Agricultura

Mimar los semilleros, fundamental para el desarrollo de la planta

Cómo cultivar lechuga en 7 pasos | Blog Verdecora

Si optamos por plantar directamente plantones, nos ahorraremos este cuidado. Pero si decidimos disfrutar de nuestras plantas desde semillas  necesitaremos tomarnos la labor con mimo y, sobre todo, con calor.

La temperatura

Como Cultivar Lechuga En Macetas O En Contenedores - Trucos De Jardineria

Para poder germinar y crecer hasta ser un plantón digno de trasplantarse, la lechuga necesita unas condiciones muy específicas de temperatura. Salvo variedades excepcionales, solo si nuestros semilleros están entre 18 y 21 grados podremos sacarlos adelante. La duda de qué sucede de no ser así es sencilla de resolver. Si la temperatura es inferior 18, su crecimiento se ralentizará. Si están expuestos a más de 21 grados, la germinación puede detenerse.

Cultivar lechugas en casa es más fácil de lo que imaginas

Entonces ¿cómo cultivar lechuga en los meses de frío? Sencillo: utilizando un semillero caliente o en semillero protegido. Gracias a este tipo de accesorio de huerto, podremos garantizarle a nuestras semillas en crecimiento la temperatura que demandan.

Cómo transplantar lechugas - La Lechuga

El suelo, húmedo y rico en nutrientes

La lechuga demanda un suelo rico en nutrientes. Para que prosperen correctamente, tendremos que utilizar un sustrato para semilleros. Y no solo porque cuenten con el aporte nutricional que necesitan. Añadido, este tipo de suelo tiene otra virtud crucial: favorece el drenaje y mantiene la humedad.

Darle la luz que necesita, clave en cómo cultivar lechuga

Lechuga: cultivo, suelo y riego Huerta, Plantas - Flor de Planta

La lechuga es una hortaliza que demanda sol directo. Pero ojo porque, en los meses de verano, esto puede ser perjudicial para su crecimiento.

Riego profundo y regular, fundamental

Cultivo y recolección de lechuga para riego. | Foto Premium

En lo que concierne al riego, es una planta exigente ya que necesita mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo. Necesita riegos en profundidad y regulares, al menos en un par de ocasiones a la semana y sobre todo cuando está formando el cogollo.