La Comunidad de Madrid promueve el turismo sostenible en la Sierra de Guadarrama y el área de influencia del Parque Nacional con un proyecto pionero para disminuir la huella de carbono en colaboración con la Asociación de Desarrollo Sierra de Guadarrama (ADESGAM).

El objetivo del proyecto es favorecer el equilibrio climático a través de la actividad y la gestión turística. Además, contribuye a la consecución de 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que forman parte de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas. Y también cumple con lo establecido en el Pacto Verde Europeo para ser el primer continente neutro climáticamente en 2050.

Mediante esta iniciativa se analizará, tanto cuantitativa como cualitativamente, el impacto producido por el desarrollo de la actividad turística sobre el cambio climático, a través del cálculo de la huella de carbono. Se podrán identificar así las fuentes de emisión de impacto más significativas, lo que permitirá realizar acciones de mitigación efectivas, apostando por la calidad, innovación, sostenibilidad e inteligencia turística en el destino.

En concreto, se llevará a cabo la medición de las emisiones originadas por el uso de combustibles fósiles en los desplazamientos de los visitantes del destino a las áreas recreativas e instalaciones del Valle de la Fuenfría, La Barranca, La Chopera de Samburiel, La Pedriza y La Cabilda, así como las emisiones originadas por las pernoctaciones de los visitantes en el Parque Nacional en la vertiente madrileña.

Además, se calcularán las emisiones originadas por el uso de combustibles fósiles y electricidad en las actividades de las instalaciones y en los desplazamientos vinculados a las oficinas de ADESGAM, centros de visitantes del Parque Nacional en la vertiente madrileña, y oficinas de turismo existentes de los municipios serranos que forman el destino Sierra de Guadarrama.

Una vez obtenidos los resultados del análisis, se llevará a cabo la compensación de la huella de carbono resultante, certificada oficialmente por Naciones Unidas, obteniendo así un balance neutro en carbono derivado de la actividad turística desarrollada en el destino Sierra de Guadarrama y en el área de influencia del Parque Nacional.

Sostenibilidad en Greater Madrid

La sostenibilidad, la digitalización y la seguridad son, sin duda, las claves en las que se apoya Greater Madrid, la nueva marca turística que muestra a la región madrileña como un conjunto de destinos más allá de la ciudad de Madrid y donde la Sierra de Guadarrama es uno de los protagonistas con su oferta de naturaleza, cultura, gastronomía y actividades al aire libre.

El destino Sierra de Guadarrama se encuentra integrado por los municipios de Alpedrete, Becerril de la Sierra, El Boalo-Cerceda-Mataelpino, Cercedilla, Collado Mediano, Guadarrama, Guadalix de la Sierra, Hoyo de Manzanares, Los Molinos, Manzanares El Real, Miraflores de la Sierra, Moralzarzal, Navacerrada y Soto del Real, que agrupan a una población cercana a los 110.000 habitantes.

El territorio cuenta con diferentes figuras de protección medioambiental, como el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama o la recientemente ampliada  Reserva de la Biosfera de las Cuencas altas de los ríos Manzanares, Lozoya y Guadarrama, además del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Pero, además de estos parajes de belleza natural donde se puede disfrutar de actividades de ocio y deportivas al aire libre, la Sierra de Guadarrama ofrece mucho más. Naturaleza, cultura e historia se dan cita en sus localidades, donde también la gastronomía ocupa un importante lugar. De hecho, la Carne de la Sierra de Guadarrama cuenta con reconocimiento de calidad como Indicación Geográfica Protegida.