Pero no cualquier planta es capaz de vivir bien en una maceta, hay que saber elegirlas bien y ver los cuidados que debemos tener con ellas. Las plantas de flor de temporada o vivaces y anuales serán sin duda las fáciles de aplicar, sólo deberemos tener en cuenta las condiciones climáticas de cada zona a la hora de elegir y sus necesidades de sol o sombra para ubicarlas.

Pero vamos a ver algunos arbustos menos conocidos quizás que puedes utilizar y cómo cuidarlos.

Westringia fruticosa (Romero australiano)

De porte redondeado y un tono gris verdoso, ofrece floración a lo largo de todo el año en algunas zonas aunque se intensifica en primavera y verano. Soporta bastante bien el frío, hasta los -7ªC y es de crecimiento rápido siendo su volumen final en torno a los 80cm y 1,5m de altura dependiendo de la variedad. Sus flores pequeñas suelen ser blancas aunque hay híbridos que las tienen rosadas o en azul lavanda.
Puedes colocarlos a pleno sol y a semisombra, no es demasiado exigente con el sustrato aunque sí debe contar con un buen drenaje, ya que es más de secano que de soportar exceso de humedad, riégalo poco.
Cuando termine la floración aplícale una ligera poda una vez al año para conservar la forma redondeada.

Skimmia japónica (Esquimia)

Con sustrato ácido y a la sombra, de los arbustos en maceta más decorativos, con follaje perenne y flores en racimo de campanillas que tornan en frutos en forma de bayas en otoño e invierno.

Ilex Crenata (Acebo)

Además de tener la peculiaridad de no pinchar este tipo de acebo, es apto para la técnica del topiari por lo que se puede adquirir con ese estilo de cultivo y mantenerlo con una poda de formación cada dos meses en los períodos de crecimiento. Colócalo en zonas de sol y sombra.

Myrtus communis (Myrto)

Su floración en verano es realmente curiosa, de aspecto blanco y plumoso. Puedes ponerlo en zona soleada como en semisombra, pero si está al sol es donde brillará su mejor cualidad: el aroma de sus hojas, cuando lo recortes (cosa que debes hacer a menudo para que no se vuelva leñoso) desprenderá un aroma afrutado realmente delicioso que recuerda a los albaricoques.