Luz indirecta, fundamental para el rododendro

Cuidados del rododendro, el arbusto perfecto | Blog Verdecora

Es uno de los cuidados del rododendro más importantes. Y es que, a pesar de que necesita una buena exposición solar, no tolera su incidencia directa. Un motivo de peso para pensar en plantar este arbusto en semi sombra o, en su defecto, en un emplazamiento en el que reciba sol en las horas de menos intensidad.

Rododendro - Rhododendron híbrido — Verdify

Temperaturas extremas, las enemigas de este arbusto

El RODODENDRO, una planta elegante para engalanar parques y jardines - Blog  de PAISAJISMO DIGITAL

El exceso de frío o de calor es algo que tendremos que considerar seriamente en los cuidados del rododendro. Si bien no caprichosa con el clima y tiene facilidad para adaptarse a ellos, sí hay que estar vigilantes si vivimos en un lugar de extremos.

Rododendro | Flores

 El rododendro forma parte de la lista de arbustos resistentes al frío para el jardín. Sin embargo, hay que tener cautela y plantarlo al abrigo de las heladas.

Buen drenaje, otro detalle importante para su salud

Cuándo florece el rododendro y qué necesita | Blog Verdecora

De la misma manera que nos tendremos que tomar tiempo para decidir dónde plantarlo, dedicar un rato más al drenaje es fundamental. A pesar de ser una planta amante del agua, el rododendro no tolera el exceso de agua en sus raíces. Es más: exponerlo a ese agua de más solo provocará la muerte de la planta.

Suelo ácido, uno de los cuidados del rododendro vitales para su desarrollo

Rododendro Cuidados Y Reprodución Del Rhododendron (#1)

Un detalle incluso más importante que el lugar de plantado. Solo si dotamos a nuestro arbusto de un suelo ácido podrá crecer con salud y, lo que es más importante, florecer. El rododendro solo puede desplegar sus ramilletes de flores si cuenta con los nutrientes férricos que necesita para ello.

Humedad abundante sin encharcar, uno de los cuidados del rododendro más delicados

Rododendro – Plantas Tere

De todos los cuidados del rododendro es, probablemente, el más delicado. Hablamos de un arbusto que agradece la humedad y necesita una buena pauta de riego pero que, a la vez, es sensible al exceso de agua. Un detalle que nos obliga a extremar las precauciones.