Detrás de la "verde" WWF (World Wildlife Fund, Fondo Mundial para la Naturaleza) se hallan las atroces Monsanto, Coca-Cola, Shell, HSBC, Cargill, BP, Maine Harvest y nuestra patriótica basura del aluminio, Alcoa. Todas se han beneficiado de la “etiqueta verde” de la WWF, mientras continuaban con sus perversas y criminales actividades, perjudiciales - muy perjudiciales - e irreversibles contra el medio ambiente.

El silencio de los pandas, magistral documental

Destroza el falso (y criminal) ecologismo de WWF y de tantas empresas “verdes”. Dirigido por el brillante cineasta alemán Wilfried Huismann, docu ferozmente censurado por una sencilla razón: explica sobradamente quién está contribuyendo con inextinguible entusiasmo a la extinción de tigres y orangutanes. Obviamente, la maltusiana WWF

Y quién está ayudando a expoliar la tierra a los indígenas de medio mundo y a expulsarlos de sus tierras, para que éstas sean vendidas o transferidas o “alquiladas” a las letales grandes corporaciones de los agro-negocios (tras ellas, cómo no, otra vez, Bill Gates), incluyendo a las de semillas genéticamente modificadas, es decir, transgénicas. Como las timovacunas. Obviamente, la eugenésica WWF...

Si desean concluir el artículo pinche aquí.