Si eres de los que les gusta pasear y recogerlas tú mismo, en la Sierra Norte de Madrid podrás encontrar varias especies de setas comestibles como boletus, seta de cardo, níscalos, senderuelas o champiñones silvestres y muchas más, algunas de ellas también utilizadas para recursos medicinales.

Pero también debes tener cuidado porque encontrarás setas tóxicas que pueden ser peligrosas. Si al realizar tu visita al campo no reconoces alguna especie, la Sociedad Micológica de Madrid ofrece un servicio gratuito de ayuda a la identificación de los hongos.

A continuación, te dejamos unas indicaciones para realizar una recolección sostenible y segura que se recomiendan desde la Comunidad de Madrid.

1. Usar cestas o canastas traspirables de mimbre o estructuras similares, para facilitar su aireación y la diseminación de las esporas. No usar de bolsas de plástico, ya que los distintos ejemplares se mezclan, deterioran, fermentan, fomentan el cultivo de larvas y bacterias y pierden atributos nada desdeñables, como el aroma o la textura.

2. Usar una navaja para cortarlas por la base, evitando arrancarlas. No usar herramientas inapropiadas -como rastrillos o azadas- ni escarbar en la tierra, ya que se puede destruir el micelio del hongo e impedir que vuelvan a salir setas.

3. Recolectar de forma ordenada solo lo que vayamos a consumir y aquellos ejemplares de los que estemos seguros de su identificación.

4. Respetar los ejemplares viejos, rotos o alterados, así como los jóvenes o inmaduros, pues facilitarán la diseminación de la especie. Además, los ejemplares muy jóvenes o en estado de huevo son más difíciles de identificar y puede provocar su confusión con otras especies tóxicas.

5. Conocer el terreno por el que se va a circular, para saber si se trata de un lugar privado o con alguna normativa que restrinja la recogida. Las setas son un producto del monte y pertenecen a su propietario.

6. Evitar el pisoteo y respetar el entorno natural en el que nos encontramos. En la medida de lo posible, no salirse de los caminos o de las sendas establecidas para evitar que el terreno se compacte y se deterioren las plantas.

Y si estás interesado en adentrarte en este maravilloso mundo de la micología te proponemos los siguientes planes que no te puedes perder en estos meses de otoño en la Sierra Norte de Madrid:

Escuela de Hostelería de Madarcos. Apúntate y disfruta el día 7 de noviembre de una jornada micológica, un curso y una degustación que no te dejará indiferente.

Paredes Paradise. ¡No dejes escapar la oportunidad de inscribirte en estos talleres en los que aprenderás a identificar las diferentes especies, sus principales características y mucho más! Puedes encontrar toda la información y las fechas propuestas aquí.

Central de Reservas de la Sierra de Guadarrama estas Jornadas Micológicas cuentan con dos actividades en la Sierra Norte de Madrid. El día 2 de noviembre en Rascafría y en Bustarviejo el día 8 de noviembre. En ellas se realizará un taller de identificación y salida al campo con un micólogo experto.