El Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares está actuando para reforzar el camino principal de la Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes. Ayer viernes, 29 de enero, miembros del equipo de Gobierno realizaron una visita informativa con los responsables del Parque, para conocer estos trabajos de reacondicionamiento natural y protección del entorno que se están llevando a cabo en la zona.

En particular, las intervenciones en el camino principal y en dos secundarios tienen como objetivo el evitar daños sobre el suelo y la vegetación, habilitar el paso de medios de extinción de incendios y cumplir la función de cortafuegos.

Desde el Parque Regional se ha detectado que en torno al camino principal se han ido formando distintas veredas, sendas y rodadas adicionales ocasionadas por el gran número de visitantes que soporta la zona.

Degradación y daños

Esta circunstancia ha ocasionado que, además de que en algunos puntos el camino se haya desdoblado, produciendo una degradación del suelo y daños en la vegetación que sustenta.

Este problema se agrava a causa de un suelo arenoso, de fácil degradación, unas condiciones climáticas marcadas por altas temperaturas en verano y sequía en este periodo, agravada por unas precipitaciones anuales cada vez más bajas.

Desde la Delegación de Medio Ambiente se recuerda que la Dehesa Boyal es un Monte de Utilidad Pública, propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, incluido en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, organismo que tiene atribuidas las tareas de conservación y la gestión de este espacio natural.

Trabajos de recuperación del entorno

La concejal de Medio Ambiente, Patricia Hernández, ha explicado que “las tareas que se están llevando a cabo, en coordinación con los técnicos del Ayuntamiento, son el aporte de zahorra en el camino y la adecuación de las cunetas para reforzar el firme y aumentar la resistencia a la erosión hídrica”.

“De esta manera -añade la edil- se robustece la vía para soportar el uso intensivo por parte de caminantes, corredores y ciclistas y facilitar el acceso para los vehículos de prevención y extinción de incendios”.

Paralelamente, se están anulando el resto de caminos, rodadas y sendas en torno al camino principal para restaurar estas zonas a su estado original y permitir la entrada de vegetación. También se llevarán a cabo mejoras en la biodiversidad del monte introduciendo algunas especies que no están presentes en el mismo -encina y pino piñonero- o son escasas -quejigo, labiérnago o peral silvestre.

El futuro de la Dehesa Boyal

El vicealcalde de la ciudad, Miguel Ángel Martín Perdiguero ha recordado que “el adecuado uso público de nuestra dehesa debe de ser responsabilidad de todos, tanto de vecinos como de instituciones, y el mantenerla limpia y cuidada también depende del compromiso continuado de las personas que la disfrutamos”.

“El Área de Espacios Protegidos de la Comunidad de Madrid y los técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento ya están trabajando en la redacción de un Plan de Ordenación de nuestra dehesa en la que su principal reto será dictar unas normas de uso, para poder garantizar la conservación de este espacio protegido compatible con el uso público” ha finalizado el alcalde Narciso Romero.

En esta visita también ha participado la diputada regional Ana Rodríguez, que se ha familiarizado con los trabajos que se van a desarrollar por parte de la Comunidad de Madrid en este entorno natural de alto valor ecológico y que constituye un tesoro medioambiental para todos los vecinos de Sanse.