España es un país de contrastes. De norte a sur, nos encontramos con parajes, climas, flora y fauna muy diversos. Los parques de fauna son espacios que recrean las áreas naturales de una gran variedad de animales procedentes de todos los rincones del mundo. En España, también contamos con parques naturales protegidos en los que podemos admirar a diversas especies de fauna.

A continuación, os presentamos 6 parques españoles donde poder ver animales en semilibertad.

1 Terra Natura, Benidorm

En la zona del Levante nos encontramos con Terra Natura, en Benidorm. Este parque zoológico se extiende 320.000 metros cuadrados y en él podréis observar más de 1500 animales de 200 especies diferentes.

El parque queda dividido en cinco zonas: Pangea, donde aguardan algunos de los animales más letales y asombrosos del planeta, como la serpiente de cascabel de Aruba; América, una zona que os transportará al corazón del bosque tropical centroamericano; Europa, donde se dan cita los animales típicos del mediterráneo, como los gamos, los burros y los ciervos; Asia, la cual acoge a los animales más exóticos, procedentes de las lejanas tierras orientales. El tigre de Bengala, los monos siamang y paquidermos como los chitales os esperan.

 

2 Lacuniacha, Huesca

El territorio oscense, un desconocido para muchos, aguarda auténticas maravillas como el Parque faunístico Lacuniacha.

En Lacuniacha se encuentran animales como: el caballo de Przewalski, una variedad de equino asilvestrada que proviene de Mongolia; el Muflón, animal semejante a la oveja, originario de las islas mediterráneas o el majestuoso lince boreal, nativo de los bosques europeos y siberianos. Si queréis más información acerca de la variada fauna que podéis encontrar en Lacuniacha, no dejéis de visitar la web AnimalesporDescubrir.com, donde os contarán todo lo que necesitáis saber sobre estos y otros animales.

En cuanto al parque Lacuniacha, se trata de una vasta extensión de 30 hectáreas, ubicada a 1380 metros de altitud. Sus vistas os permitirán admirar el Valle de Tena, así como las grandiosas cumbres de la sierra de La Partacua.

 

3 Cabárceno, valle de Pisueña, Cantabria

Cantabria, comunidad con paisajes espectaculares, aguarda uno de los parques naturales más importantes de la península. El Parque de la Naturaleza de Cabárcenos acoge, en su más de 750 hectáreas, más de 1000 animales procedentes de los cinco continentes.

La vida de estos animales transcurre en áreas naturales que les permite desarrollarse y comportarse tal y como lo harían en libertad.  Una de las labores principales de este parque natural es la concienciación sobre las especies en peligro de extinción, así como el cuidado y el respeto por el medio natural.

La visita al parque puede realizarse por medio de vehículos, recorriendo una carretera de más de 27 kilómetros. Entre sus paradas obligatorias se encuentra aquella en la que podréis disfrutar del espectáculo de los leones marinos y las aves rapaces.

¿Qué podemos encontrar en Cabárcenos? Una amplísima variedad de mamíferos, como la cebra, el león o el mono de Gibraltar; aves, como el avestruz y reptiles, como la cobra o la víbora gigante africana.

 

4 Selwo aventura, Estepona, Málaga

Desde Cantabria descendemos al municipio de Estepona, en la provincia de Málaga. En él encontramos un parque temático y zoológico de 100 hectáreas en el que conviven más de 2000 animales procedentes de todos los rincones del planeta. Aunque su mayor atractivo reside en sus numerosas propuestas y actividades vinculadas con el reino animal del continente africano.

Selwo aventura no solo es un lugar que te trasladará a las áridas tierras de África, sino que, además, te brindará la oportunidad de realizar actividades solo aptas para los más valientes. Entre ellas encontramos una ruta en todoterreno por la Reserva de los Lagos, en la que podréis acercaros como nunca antes a los hipopótamos, jirafas o los antílopes. También podréis cruzar sus puentes colgantes a más de 60 metros de altura o deslizaros en tirolina. Toda una experiencia para los más intrépidos. Si ya os habéis imaginado sobrevolando los lagos de Selwo, echad un vistazo a la página Aventureros.top donde encontraréis todo lo necesario para vuestra experiencia más salvaje.

 

5 Sendaviva, Navarra

Sendaviva, en Navarra, es considerado uno de los parques temáticos más recomendados para visitar con niños. Definido como un centro de aventura y diversión, Sendaviva ofrece a lo largo de sus 120 hectáreas de extensión, un conjunto de espectáculos, exhibiciones, atracciones y, como no, animales.

De entre sus más de 200 especies distintas de fauna procedentes de los cinco continentes, podemos encontrar desde los exóticos monos capuchinos, tigres blancos o caimanes de anteojos hasta ovejas, pavos reales y cabras.

Entre las actividades que podréis realizar en el parque destacamos el encuentro con lémures, donde los niños podrán acariciar e interactuar con estos simpáticos animales.

Si sois aficionados a las rapaces, el espectáculo que tiene lugar en Sendaviva, donde las aves más letales del planeta exhiben toda su majestuosidad, no os dejará indiferentes.

 

6 Parque Nacional de Cabañeros, Castilla-La Mancha

En el centro de la península ibérica, concretamente entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, se extiende el Parque Nacional de Cabañeros. Actualmente, este Parque Nacional constituye uno de los espacios protegidos de mayor relevancia del territorio español.

El paisaje de Cabañeros acoge una gran diversidad de fauna que puebla sus bosques, entre los que se encuentran los encinares, los rebollares y de ribera, que transcurren al margen de los cursos fluviales. Por sus llanuras camina el lince y el ciervo ibérico, bajo la atenta mirada del águila imperial blanca o del buitre negro.

La visita al Parque Nacional de Cabañeros puede hacerse por cuenta propia, siguiendo los itinerarios marcados o bien podréis contratar rutas en 4x4, paseos a caballo e incluso en bicicleta.