David Wark Griffith nació en Le Grange, una pequeña población de Kentucky. Este director estadounidense es conocido como  "El padre del cine moderno" y no es para menos ya que transformó, aplicando una serie de reglas, el 7º arte para siempre. Estas técnicas   hoy día prevalecen y lo seguirán haciendo de por vida. Intentar cambiar su método es algo imposible, porque sería como pretender reemplazar el oxígeno, que respiran los seres vivos,  por otro elemento químico de la tabla periódica.  El cine actual respira el oxígeno creado por Griffith en forma de montaje paralelo y montaje alterno, de racord y  continuidad creando el ritmo dramático, del  movimiento de la cámara, originando nuevas perspectivas desde otros ángulos, de la secuencia de planos, con planos generales y primeros planos,  de la utilización de  iluminación para acrecentar el dramatismo, en definitiva, Griffith  estableció  todo un entramado técnico, que en su conjunto, se puede sintetizar  en dos palabras: lenguaje cinematográfico. Por eso no es de extrañar que se le considere como un auténtico innovador de la cinematografía tal como la conocemos en la actualidad.  Definitivamente, es el padre del cine moderno.

 

Las dos películas más importantes  de  Griffith, y las más conocidas, son El nacimiento de una nación  e Intolerancia.   



Batallas HISPÁNICAS contadas en formato breve.  "LA INVASIÓN" MICRORRELATO EXTRAIDO DEL LIBRO 101 RELATOS CORTOS Y MICRORRELATOS DE FICCIÓN Y FICCIÓN HISTÓRICA. 

 

El infante, impecablemente vestido  con traje de malla larga, sostenía el casco con su mano izquierda y con la mano derecha sustentaba la lanza. La daga y el puñal se hallaban  asidos  por el talabarte que estaba sujeto a su cintura.  El soldado miraba al horizonte desde la proa del dromon, mientras recordaba, con añoranza, como hacía menos de un mes se había  despedido  de su familia en Túnez. Era consciente de que tardaría en volver a verlos, siempre y cuando permaneciera con vida  ya que, a partir de ahora, tendría que sortear multitud de peligros y   librar mil batallas en  tierras desconocidas. Empezó a divisar las costas de la Península Ibérica.

 

Los treinta  dromones transportaban doce mil  bereberes. Un temible ejército  compuesto por caballería ligera, caballería pesada, infantería ligera, infantería pesada y  arqueros.  Daba comienzo la invasión musulmana de la Península Ibérica que tenía como objetivo islamizar toda la Europa Occidental. También comenzaba la  reconquista que duraría ocho  largas centurias. Don Pelayo les esperaba en Covadonga.