Robin Williams fallecía el 11 de agosto de 2014 quitándose la vida. El actor había luchado contra la adicción a las drogas y el alcohol a lo largo de su vida. Y sufría una gran depresión tras haber sido diagnosticado de un tipo raro de Parkinson, como aseguró su esposa Susan Schneider tras su muerte.

robin-williams-reuters-3

Robin Williams dejaba un vacío en las vidas de sus seres queridos, especialmente en las de sus hijos Cody, Zachary y Zelda. Para Zelda Williams, también actriz, afrontar el dolor no fue fácil y nunca lo ocultó: "Cualquiera en su vida que haya tenido que lidiar con la pérdida de un ser querido sabe lo doloroso que son ciertos aniversarios", explicó el 21 de julio de 2018, "En esta época, como todos los años, ciertos pensamientos vuelven a mi mente como un reloj, apoderándose de todos los demás". Y no hay manera de prepararse para ellos o tratar de evitarlos". Concluía: "Lo extraño todos los días. Especialmente en estos".

hqdefault_2

Todos los años Zelda celebra de manera especial este día. En esta ocasión la hija del actor ha anunciado la donación de 69, 89 dólares al mayor número posible de refugios para personas sin hogar.

descarga_13