Hacía tiempo que no oía a nadie hablar en televisión, y más en la televisión pública, con tanta claridad y con una lógica aplastante en contra del crimen del aborto y a favor de la cultura de la vida, así como de los rescates y oraciones para evitar abortos. «Rezar frente a una clínica abortista está genial». Claro que sí y nunca puede ser delito rezar para evitar abortos, alguien lo tiene que decir alto y claro.

Normalmente no suelen dar ni voz ni voto a los provida en TVE, pero la genial campaña de Jaume Vives y ACDP Niños Cancelados (www.cancelados.es) que inunda las calles no ha pasado desapercibida y está provocando mucho interés mediático.

Una campaña muy costosa, pero estoy convencido de que dará grandes frutos si muchas personas toman conciencia del gran fracaso que es para una sociedad matar a los más indefensos.

Con una lógica aplastante y una velocidad mental fuera de lo común Jaume ha dejado KO a los contertulios del pensamiento único que apenas han podido decir nada coherente para contrarrestar al creador de la campaña. También Jaume ha hablado del drama que supone el síndrome post aborto, de lo que nadie habla. Madres que abortan y cargan con la losa del remordimiento de conciencia toda la vida. Son incapaces de ver a un bebé, porque saben que han matado al suyo y no se lo pueden perdonar. Muchas de ellas caen en depresión, adicciones y hasta en el suicidio. Esto tampoco se dice. Lo que no aparece en los grandes medios parece que no existe para muchos.

Nadie habla de esto, presentan al aborto como un derecho y como una magna expresión de libertad, cuando en el fondo atenta contra el derecho más fundamental a la vida y la vida de un indefenso. Y lógicamente este acto de gran malicia y de maldad intrínseca tiene terribles consecuencias. Alguien lo tenía que decir con fuerza. Enhorabuena a Jaume por su valentía y genialidad.

No se pierdan la breve entrevista a Jaume Vives sobre la campaña «Rezar frente a una clínica abortista está genial».