Calabuig es una muy recomendable película española del año 1956, dirigida por Luis García Berlanga. Al ser una coproducción con Italia aparecen algunos actores italianos entre los que destaca la presencia de la actriz Valentina Cortese, aunque el protagonista es un actor británico Edmund Gwenn, creo que no muy conocido en España. El componente principal del elenco de actores son españoles, todos ellos muy habituales en las producciones de la época y de gran solvencia profesional, como José Luis Ozores, Juan Calvo, Pepe Isbert y Manuel Alexandre. 
 
La trama gira sobre la fuga de un conocido científico nuclear y de tecnología aeroespacial estadounidense que de pronto aparece en Calabuig, un tranquilo pueblo mediterráneo. Los lugareños lo "adoptan" e integran como uno más haciéndolo pasar por Jorge, sin imaginar cuál es la realidad personal del recién llegado. 
 
El choque cultural siempre ha dado mucho juego en el cine y en esta película también se cumple esa máxima. El ritmo y los diálogos son estupendos y la evolución del personaje central y su influencia en las vidas de los lugareños resulta muy emotiva. Durante su estancia vivirá en la cárcel en compañía del Langosta un hombre joven que vive del estraperlo de tabaco y licores y que lo "adopta" como tío suyo para evitarle problemas con la Autoridad. 
 
Hay innumerables, y entrañables, escenas en la película y como los diálogos también están a un gran nivel, me decantare por señalar una escena que siempre me hace gracia: resulta que Jorge se pone a jugar al billar y, como lo suyo se nota que son, y han sido, los cohetes y no los billares, le prepara un siete al tapete fenomenal que los paisanos, compañeros de partida, disimulan rápidamente para que no sea descubierto. 
 
En fin, creo que lo mejor es que viajen a Peñiscola (ubicación real donde se grabó la película) y se emocionen con esta entrañable historia. Para quien ya la conozca es un excelente programa cinematográfico para verlo solo, o mejor en compañía con la garantía que podrá disfrutar de su visionado incluso con niños pequeños. 
 
Como muy bien dejo escrito mi apreciado Autor "maldito"  Cesar Bakken, el pasado 7/10/2020, en un comentario sobre mi Carta recomendando la película Atraco a las 3:
 
¡Que buen cine se hacía en tiempos de Franco!
 
(No se puede decir más, ni mejor)
Calabuch_de_Berlanga_poster_italiano