Entrevista con Alberto Vidal Guerrero, redactor de Academia Play, graduado en Historia por la Universidad de Valencia, especializado en Historia Moderna por la Complutense de Madrid. Fue soldado de infantería ligera en el antiguo Tercio de Lombardía. Apasionado de la Historia, las Lenguas Clásicas y de autores como Chesterton, Lewis o Tolkien.

¿Cómo surge Academia Play?

Todo empieza cuando Javier Rubio comenzó a hacer videos por encargo para empresas e instituciones, y vio que tenían éxito y empezó a hacer más videos de todo tipo. Temas de salud, matemáticas, ciencia, etc. Con el paso del tiempo, Javier, que es arquitecto, pero muy aficionado a la historia, empezó a hacer videos sobre historia. Estos videos también tuvieron mucho éxito, sobre todo porque servían de recurso a estudiantes y profesores, y empezó a subir el número de seguidores hasta los más de 2,2 millones que tenemos ahora, tanto en YouTube como en Facebook. Nuestro público abarca el mundo hispanohablante, y también tenemos seguidores de Méjico, Argentina, Colombia, etc. Y luego también tenemos la página web, www.academiaplay.es, donde subimos artículos de nuestros colaboradores. Poco a poco fue creciendo hasta llegar a lo que es hoy.  

¿Cómo empezaste a colaborar con Academia Play?

Estuve dos años en el ejército en Asturias y me fui a Madrid a buscar trabajo. Una vez allí me surgió una oportunidad de contrato en Academia Play y me puse en contacto con Javier. Le envíe uno de mis trabajos de la universidad, le gustó y empecé a colaborar en septiembre de 2019. Yo me encargo de la parte de la pagina web, la edición de artículos, algunos guiones de video, etc. 

Las corrientes indigenistas en Hispanoamérica son cada vez más fuertes a la par que ignorantes, y este 12 de octubre han vuelto a las andadas derribando y vandalizando estatuas y monumentos. Hispanoamérica está llena de universidades, hospitales y testimonios del legado español, además de que un porcentaje abrumador de la población es indígena, a diferencia de sus vecinos del norte. ¿Cómo es posible ignorar todo eso?

Como bien dices, hay mucha ignorancia. Nosotros tenemos videos sobre la leyenda negra en América y la conquista de Méjico, y ambos han sido muy criticados. Este 12 de octubre subimos de nuevo el video sobre la leyenda negra y nos llegaron toda clase de comentarios de genocidas, asesinos, vinisteis a robar el oro, etc. Aunque también es cierto que recibimos muchos mensajes de apoyo desde allí, porque cada vez hay más gente que quiere conocer la verdad. Las reacciones negativas no son más que ignorancia. Cuando investigan su historia, y conozco a muchos que lo han hecho, cambian de opinión y el indigenismo desaparece. Todas estas teorías indigenistas tan modernas interesan más a otras potencias que a sus propios países, y hay que hacerles ver que su división favorece a Estados Unidos y que si tuviesen una conciencia de unidad les pasarían por delante. Y una de las bases para esa unidad es la cultura y la educación, si golpeas esa base en el mundo hispánico lo que creas es división, y eso lo vemos en Sudamérica y lo vemos aquí en España. Cuando falta una identidad fuerte se crea desunión y un cierto complejo de inferioridad. Por esa razón estos países miran como referencia al mundo anglosajón en vez de mirarse a sí mismos.  

El Black Live Matters ha llevado este afán antiespañol a Estados Unidos y vemos también el mismo vandalismo contra estatuas y monumentos. Sin embargo, en Estados Unidos parece que cada vez se reconoce más nuestro papel en su civilización y desde luego un papel fundamental en su independencia, mucho más que el francés pese a lo que suele salir en las películas.

Así es. Sobre todo, por parte de sectores más intelectuales, se está retomando la importancia del papel de España en la construcción de Estados Unidos. Pero también es cierto que hay otras corrientes que no tienen ningún interés en que eso sea así. Hay una especie de batalla cultural en Estados Unidos. No hace mucho se publicó un mapa en el que se reflejaban los caminos, exploraciones y misiones que tenía España en Norteamérica, y era impresionante. Creo que aún se conoce muy poco y que hay que desempolvar muchos libros y ponerse a investigar. Aunque creo que la oposición a esta corriente es muy fuerte. El peso de la población hispana es cada vez mayor y constituye una “amenaza” para el mundo anglosajón, de hecho, el español podría estar perfectamente reconocido como lengua cooficial.    

IMG-20201017-WA0014

Nuestros indigenistas, los independentistas, además de inventar teorías disparatadas, como que Cristóbal Colón era catalán o, como defendía Sabino Arana, la descendencia de los vascos de Túbal, el nieto de Noe, niegan la participación de catalanes y vascos en las grandes gestas de España, como la conquista y civilización de América.

Es curioso porque este verano he estado en Irlanda del Norte y tuve una discusión con un antiguo miembro del IRA. Su partido político, el Sinn Feinn tiene contactos con partidos como el PNV, Bildu o ERC, y aunque sus historias no tienen nada que ver, se apoyan mutuamente. Y este fue uno de los argumentos que empleó para apoyar el independentismo catalán. Pero lo cierto es que hubo un gran número de catalanes, y de vascos aún más, que llegaron a ser virreyes, conquistadores y exploradores. Entre los catalanes podemos citar a Pedro de Margarit, líder militar en el segundo viaje de Colón; Pedro Alberni, explorador y gobernador de Alta California; Gaspar de Portolá, primer gobernado de Las Californias y líder de la exploración que llevó a la fundación de San Diego y Monterrey; Melchor Navarra y Rocafull, virrey y capitán general del Perú; Manuel Amat y Juniet, Manuel de Oms y de Santa Pau y Gabriel de Avilés y del Fierro, virreyes del Perú; Pedro Fages, explorador y gobernador de Alta California, etc. Porque cuando hablamos de España, hablamos también de catalanes y vascos.

Incluso se fundó una ciudad llamada Nueva Barcelona.

Si, fundada por en 1638 por el conquistador catalán Joan Orpí, en el estado de Anzoategui, en Venezuela.

Afortunadamente, en los últimos años se ha producido en la sociedad española un interés cada vez mayor por nuestra historia. Pero no de esa historia progre cargada de leyenda negra, que vemos tan a menudo en nuestro cine y series, sino de un genuino interés por héroes como Juan de Austria o Blas de Lezo, o gestas como Otumba o Baler. ¿Qué cree que ha hecho despertar esta conciencia dormida después de tantos años de complejo?

Hay mucha gente que ha empezado a darse cuenta de ese complejo de inferioridad y de una grave crisis de identidad, no solo de España sino de todo el orbe hispánico, que nos ha llevado a creernos todas las mentiras que nos han contado y que somos un pueblo infame. Muchas personas, en reacción a eso, han querido poner en verdad lo que ha hecho España. No contar una leyenda rosa sobre nuestro pasado, sino defender todas las cosas buenas que hemos hecho como nación. Es necesario sacar a relucir estos temas para crear una sensación de identidad basada en las raíces comunes que tenemos todos. Creo que eso es lo que ha hecho despertar nuestra conciencia, un “¡basta ya!” a tanta autoflagelación. Hay que hablar de lo malo, que también lo habido, y de lo bueno, porque España ha hecho cosas que muchas otras naciones envidiarían en el sentido moral o ético de las leyes, no tanto de las personas porque las personas pueden fallar, pero sí en lo que había detrás, en el caso de América la idea de construir algo más grande.

Lo que pasa es que no se ha contado lo malo, se ha exagerado todo lo malo en una leyenda negra que ha sido asumida por nuestras “elites intelectuales”.

Si, a España algo que se le ha dado bastante mal es la propaganda. En esto me gusta comparar con Italia, que es un país mediterráneo como nosotros. Por ejemplo, en Valencia tenemos el Santo Cáliz de la catedral de Valencia. De los cálices que hay en distintos lugares, históricamente el de Valencia es el que más papeletas tiene de ser el Santo Grial. Las personas que visitan la catedral pueden llegar a ver el Cáliz de pura casualidad. Sin embargo, en Italia tienes dos o tres cálices que supuestamente son el Santo Grial, y los conoce todo el mundo. Saben venderlo mucho mejor. En España siempre hemos tenido cierta modestia, y eso es bueno, pero cuando es exagerada se nos suben a las barbas y además nos hemos tragado la propaganda que han hecho contra nosotros. Y eso es lo peor que puede llegar a pasar.