Una insólita película, muy difícil de encontrar, sobre los últimos momentos del reinado de Alfonso XIII, encarnado por un inmenso Angel Picazo: