El Real Madrid ha vuelto a perder un encuentro de liga con varias coincidencias significativas con las últimas derrotas ligueras del equipo blanco en los últimos meses. En todas ellas, Zinedine Zidane optó por dar descanso a jugadores importantes y otorgar minutos a otros integrantes de la plantilla que no respondieron con buen rendimiento a la confianza del técnico galo.

El denominador común de las últimas 5 derrotas en liga del Real Madrid es Marcelo, pero Isco Alarcón también participó en 3 de esas 5 derrotas como titular, siendo ambos los claros señalados por la afición, que ve al brasileño y al español lejos de su mejor nivel. El parón internacional servirá para ver a las mejores selecciones del continente como Francia o Inglaterra, favoritas en las apuestas de fútbol para el próximo Mundial de Catar, pero también para extraer conclusiones sobre la hoja de rumbo que debe tomar el equipo si quiere pelear por todos los títulos esta temporada.

Isco y Marcelo deben mejorar o no jugar juntos

Los números no engañan y señalan a Marcelo como principal culpable de las últimas derrotas del Real Madrid, pero sin duda el futbolista que peor parado ha salido ha sido Isco, principal culpable para un gran sector de la afición y prensa deportiva. Cada vez que Zidane los alinea juntos en un once del Real Madrid, el equipo sufre para ganar y muchas veces pierde, por lo que quizá el técnico francés debería replantearse esta situación de cara al futuro y dejar de confiar en ambos hasta que recuperen su mejor versión o, al menos, no hacerles coincidir en el campo.

Hay muchos partidos a lo largo de una temporada, y es probable que Zidane deje de utilizarlos en el mismo partido, porque sería raro que un club como el Real Madrid, con un calendario tan exigente en cuanto al volumen de encuentros, prescinda de ambos durante toda la temporada. La lógica y las estadísticas apuntan a que Zidane no volverá a cometer el error de jugar con ambos a la vez sobre el terreno de juego. De lo contrario, estaría tirando piedras sobre su propio tejado.

Lo que si debe hacer es intentar recuperar la mejor versión de ambos. Para ello es necesario darles cariño, confianza en forma de minutos de juego, pero además de eso, conseguir que tanto el defensa como el centrocampista se impliquen al máximo en los entrenamientos. Las lesiones están a la orden del día y tarde o temprano pueden convertirse en imprescindibles, por lo que el francés debe actuar rápido y ser inteligente, no puede permitirse el lujo de perder a más futbolistas por el camino por no concederles oportunidades, como ha sucedido con Jovic o Mariano.

La reflexión más profunda, no obstante, la deben hacer los jugadores señalados, porque los resultados saltan a la vista, y los números de ambos con el Real Madrid distan muchos de los que tenían en temporadas anteriores, concretamente en la primera etapa de Zidane en el conjunto blanco, hasta conquistar la 13.ª UEFA Champions League.