El viceconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Roberto Núñez, asistió ayer a la final de la Copa del Rey de Balonmano 2021 entre el Barça y el Abanca Ademar León, que se ha saldado con la victoria del equipo catalán con un marcador final de 27-35. El WiZink Center ha acogido la 46 edición de esta competición entre el viernes 5 y el domingo 7 de marzo.

Las instalaciones deportivas han contado con la presencia de los ocho equipos mejor clasificados de la Liga Asobal: Balonmano Benidorm, Bidasoa Irún, Bada Huesca, Abanca Ademar León, Ángel Ximénez Puente Genil, Fraikin Granollers, Barça y Logroño La Rioja.

 

Con la organización de este evento de primer nivel, la Comunidad de Madrid se consolida como una de las principales sedes del deporte y de la práctica de actividad física. A lo largo de tres días, la región ha sido testigo de los cuartos de final, las semifinales y la gran final de un torneo que se ha celebrado bajo estricto cumplimiento de la normativa sanitaria, en un contexto marcado por el COVID-19.

La Copa del Rey de Balonmano ha sido la primera competición de 2021 abierta al público y ha contado con los controles y con el límite de aforo pertinentes para garantizar la seguridad de jugadores, profesionales y asistentes.

Tal y como ha afirmado Núñez, “el deporte no se para en la Comunidad de Madrid, demostrando que es completamente seguro”. “Al vincular actividad física y salud, trabajamos para convertirnos, día a día, en una sociedad en forma que retrasa su envejecimiento”, ha afirmado.