El técnico asturiano se encuentra ante el mayor reto de su trayectoria deportiva. Especialmente, cuando cogió el timón del FC Barcelona su carrera como entrenador pegó un auténtico salto, pero nada comparable al de estos momentos en la selección española. La suerte de Luis Enrique en estos momentos será la de todo un país, ya que de sus decisiones depende el éxito de “La Roja” en la Eurocopa.

Después de una larga travesía por el desierto tras la época más gloriosa de España a nivel de títulos, el objetivo del técnico asturiano es devolver al combinado nacional al lugar que se merece. Es cierto que conquistar títulos es muy complicado, pero a un equipo como la selección española se le debe exigir llegar lejos en cada competición, y al menos pelear por el entorchado.

En esta Eurocopa, las apuestas deportivas online bwin no ven a España con grandes opciones de reinar. Se encuentra ubicado en un segundo grupo de favoritos, muy lejos de Francia, Bélgica, Italia o Inglaterra.  Los pronósticos están para romperse, y esta edición es una gran piedra de toque para conocer el verdadero nivel de España, y si la nueva generación ya ha recogido el testigo de los Iniesta, Xavi o Villa que marcaron el camino del éxito.

El momento de la verdad llegará en los cruces de eliminatorias. Ningún aficionado concibe que la selección española caiga en la fase de grupos. Será en octavos de final donde en verdad se venda el pescado, y es que cuatro victorias desde ese momento harán a cualquier selección alzarse con el título.

Para que España alcance velocidad de crucero muchos jugadores deberán dar un paso adelante para adquirir los galones el combinado nacional. Al menos un futbolista por línea deberá acometer ser un líder tanto fuera com dentro del campo, teniendo especial relevancia encontrar un delantero con facilidad para hacer goles.

Gerard Moreno y Álvaro Morata son los encargados de esta tarea, y es de su acierto de cara a gol depende mucho que lleguen las victorias del lado de España. Especialmente en forma ha llegado el delantero del Villarreal CF, ya que por segundo año consecutivo ha sido el máximo goleador español y un auténtico referente para el “submarino amarillo” dentro del terreno de juego.

Conseguir sacar el máximo jugo de Marcos Llorente, también es una tarea que debe afrontar Luis Enrique. Alinearlo como lateral derecho no parece la mejor opción, ya que el jugador del Atlético de Madrid perdería mordiente en los últimos metros, y se desaprovecharía algunas de las características que han hecho de Llorente uno de los mediocentros de más quilates el pasado curso en el viejo continente.