El Real Madrid se impone con autoridad en Montilivi. El Girona se adelantó con un golazo de Borja García, pero los blancos le dieron la vuelta para inmponerse por un contundente 1-4. Dos goles de Benzema (uno de penalti), otro de Ramos de penalti y otro de Bale. Los de Lopetegui mejoraron mucho en la segunda parte y han plasmado esa superioridad en el marcador tras el descanso.

En cuanto a las sensaciones de este nuevo equipo de Lopetegui, está claro que las riendas del equipo post-Ronaldo las han cogido Bale, Asensio y como no, Ramos. Casemiro e Isco están por debajo de lo que se espera de ellos. Y Lo del lateral izquierdo brasileño en este principio de temporada (después de su torpeza de Tallin) causa estupor.

En cuanto a la portería, difícil se lo está poniendo Keylor a Courtois , si bien después de la Supercopa de Europa a nadie le hubiese extrañado el cambio o incluso hoy, dado que ante el Getafe no tuvo ningún trabajo el tico, hoy se ha ganado una semana más de confianza, con un par de jugadas, estando atento al juego rápido del Gerona y en el minuto 91, realizó un paradón al disparo de Granell de primeras desde la frontal. Iba con rosca a media altura pegado al palo.