El pádel está viviendo una segunda juventud en España. De origen mexicano, este deporte de parejas llegó a España en la década de los setenta y poco a poco se hizo un hueco en nuestro país. Su época dorada fue en los 2000, cuando el epicentro del pádel se mudó a las pistas españolas. 20 años después, la fiebre por el deporte de raqueta ha renacido y los índices de popularidad han incrementado con el aflojamiento de las restricciones sanitarias.

José Antonio Torres es, sin duda, uno de los líderes del pádel en España. Este mes de abril se convirtió en el campeón español en pruebas deportivas tras participar en la competición organizada por la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual. Otros jugadores españoles destacados son Pauito Navarro, Alejandro Galán y Juan Lebrón, mientras que entre las campeonas encontramos Mapi Sánchez Alayeto, Marta Marrero y Gemma Triay.

 

Pequeña historia del pádel en España

En un viaje a México en 1974, el príncipe español Alfonso de Hohenlohe quedó maravillado por una nueva modalidad deportiva a la que se jugaba en casa de su amigo Enrique Corcuera, considerado el inventor del pádel. A su vuelta a Marbella, el noble decidió construir las dos primeras pistas en España. Años más tarde, nuestro país ya era uno de los mejores en este deporte, aunque en las décadas de los ochenta y los noventa estuvo superado por Argentina.

No fue hasta el Mundial de Pádel de 1998 que España obtuvo su primer campeonato mundial. Es aquí cuando los jugadores argentinos empiezan a perder la fuerza, mientras que la gana en España. Muchos jugadores latinoamericanos emigraron a nuestro país, donde en 2005 empieza a disputarse el Pádel Pro Tour. Este terminó dando paso al World Pádel Tour, al que han ganado solo españolas en la categoría femenina. En 2019 y 2020, fue así también en la masculina.

 

¿Por qué ha triunfado el pádel en España?

Una de las primeras razones que explicarían el porqué de la popularidad del pádel aquí es por la relativa facilidad de su juego. No requiere de unos factores físicos muy exigentes, como si lo hace el tenis, aunque esas condiciones sí que suelen encontrarse a niveles profesionales. Por otro lado, es también un deporte sencillo en cuanto a sus estructuras y no se pierde demasiado tiempo recogiendo las pelotas. Es también un deporte económico, asequible para todo (o casi todo) el mundo.

 

Otro elemento importante que ha ayudado al triunfo del pádel en territorio español es el gran sentido de colectivo que se desprende entre compañeros. Hay en toda España clubes en los que apuntarse incluso siendo amateur. Desde su época de esplendor, es también habitual que varios amigos queden para jugar al pádel, una buena manera de ponerse al día y hacer un poco de ejercicio. Son varios millones los españoles que lo practican y es también de los más populares en redes sociales.

 

De España al mundo

Argentina es uno de los países líderes en pádel. Y eso es, en gran parte, gracias a España. Aunque el juego se originó en México, el primer argentino en interesarse por el deporte lo descubrió en España, solo un año después de que el príncipe Alfonso de Hohenlohe abriera las primeras pistas en Marbella. Pocos años después de que Julio Menditegui lo importara a su país natal, el pádel se convertía en el segundo deporte más practicado en todo Argentina.

 

Desde Argentina, empezó a expandirse a otros países de América Latina, como Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil. En los años ochenta y noventa, la República Argentina consolidó su posición de líder en el pádel, pero en los 2000 España se convirtió en el epicentro de esta disciplina. Lo es también en la actualidad, pues disfruta de un nuevo boom en nuestro país. Mientras otras especialidades han perdido fuerza por culpa de la pandemia, el pádel no ha parado de ganar adeptos.

 

El pádel español, también rey de las apuestas

Más allá del fútbol, el tenis y la Fórmula 1, los nuevos deportes también triunfan en las casas de apuestas como www.888sport.es. Es el caso del pádel, y muy especialmente el jugado en nuestro país. Lo mismo puede decirse de los eSports, o deportes electrónicos, del que España es líder en el mundo. Tanto en uno como en otro, la afición encuentra en este entretenimiento una forma más de vivir el juego.

 

El pádel: de 2021 en adelante

El pádel consiguió superar al tenis en número de fichas federativas por primera vez en 2019. Dos años después, sigue siendo el líder y es precisamente esta popularidad de la que gozaba antes de la pandemia lo que le ha permitido sobrevivir las duras restricciones. Y nada hace pensar que no siga siendo así en el futuro. Argentina sigue estando muy presente a nivel mundial, pero los últimos resultados podrían presagiar el dominio español. En categorías femeninas, ya es así.