El Atleti se ha destapado al inicio de LaLiga como el gran referente de una competición que tiene muy lejos a Sevilla y Barça, por lo que solo parece que el Real Madrid podría darle la vuelta a esta situación y acabar levantándole el entorchado a los colchoneros.

Tras su buen comienzo de LaLiga Santander, el Atlético de Madrid es actualmente el mejor colocado dentro de los favoritos al título para llevarse el campeonato liguero español y volver a saborear el triunfo de lo que supone levantar un trofeo de esta envergadura. Y a estas alturas de la película, parece que ese sueño rojiblanco solo podría arruinarlo la enésima pesadilla blanca.

El Real Madrid afrontaba la temporada 2020-2021 con la meta puesta en defender con honores el título conseguido el curso pasado. Para ello contaría prácticamente al completo con esa plantilla que le dio el triunfo final en Liga la campaña anterior.

Pero los de Zinédine Zidane no comenzaron del todo bien, dejándose puntos inesperados ante rivales que no tocaba, y eso permitió al Atleti, muy regular y con una pizca de suerte, conseguir un buen colchón con el que asentarse como el gran candidato al título.

Nunca se puede dar al Madrid por muerto

Con el Sevilla y el FC Barcelona quedando casi desde el arranque en fuera de juego para la lucha por el campeonato, por lo que ambos tiraron la toalla muy pronto y se tendrán que contentar con intentar acabar entre los cuatro primeros, el Madrid parece ser el único capaz de enturbiar el futuro de una Liga que de momento pinta rojiblanca.

Para empezar, a los merengues nunca se les puede dar por muertos, pues es ahí cuando resurgen de sus cenizas y empiezan a unirse para sacar adelante una complicada situación que les lleve a la disputa de cualquier competición. Así ocurrió, por ejemplo, después de las derrotas ante el CD Alavés y el Shakhtar Donetsk, cuando los blancos empezaron a sumar victorias importantes que le situaban como una opción clara de pugnar por el título de LaLiga según las apuestas futbolísticas. Ahí fue cuando el Madrid cambió el chip y consiguió en su siguiente encuentro derrotar al Sevilla en el Ramón Sánchez-Pizjuán, como detalla el periódico La Vanguardia. Esta gesta vino acompañada de otros dos triunfos importantísimos frente al Borussia Mönchengladbach, para ser primeros en la Champions League, y frente al Atleti, para acortar las diferencias en el campeonato doméstico.

Otro apartado que da credibilidad a las opciones del Madrid es que, como gran campeón de la competición doméstica en España, sabe cómo afrontar los grandes partidos y tener una buena versión en ellos. Sin duda, es uno de los que más brillan en las citas marcadas en rojo por el calendario de LaLiga Santander que ofrece Movistar LaLiga, canal que ofrece nueve de los diez encuentros de cada jornada en dicho campeonato.

Por último, el Atleti tendrá que sortear de aquí en adelante la presión que tiene de ser el favorito, un puesto que se ha ganado a base de trabajo, pero que históricamente le cuesta mucho soportar al cuadro de Diego Pablo Simeone, ya que es en esas situaciones cuando más veces sorprende para mal.

Oblak y João Félix hacen creer

Eso sí, con más o menos un tercio de la competición disputada, los colchoneros han mostrado muchos argumentos como para creer en sus posibilidades de alcanzar su decimoprimera Liga y con ella volver a romper el binomio de Madrid-Barça en los últimos años. Su nivel defensivo es excepcional, con Jan Oblak como gran referente de una zaga en la que todos sus jugadores están funcionando. También brilla su ataque con un João Félix que deja algún detalle del enorme futbolista que es cada vez que se enfunda esta camiseta rojiblanca confeccionada por Nike. Todo ello con un centro del campo muy potente y difícil de superar físicamente.

Aunque es cierto que esto no ha hecho más que empezar y que cuando empiecen a llegar las lesiones importantes, la fatiga muscular y los bajones de rendimiento en el Atleti, será cuando se compruebe si de verdad a los de Simeone les dará para aguantar en la delantera de LaLiga o si sobre todo el Madrid le irá acechando poco a poco hasta darle caza en la disputa por el título.