Hoy domingo 1 de noviembre la Vuelta arriba al Angliru, el puerto más legendario del ciclismo. Será la octava vez que una etapa termine allí. Una ratonera, pura épica. Imagino que, también, en tiempos de falsas pandemias.

¿Qué es lo que quieren, sangre?

En nada erraron el tiro los que confrontaron el Angliru con el Mortirolo, el Zoncolán, el Tourmalet o el Alpe d´Huez. En todos los sentidos, el puerto asturiano, ascendido por primera vez en 1999, superior. España posee, a la sazón, uno de los puertos de categoría especial más duros del mundo. Seguramente, el más.

Subida inhumana. Óscar Sevilla dixit. Lo confirmó David Millar, 2002. "Maldito puerto. Esto es inhumano". Quien mejor lo definió, de todas maneras, Vicente Belda, en su época de director de Kelme. "¿ Qué es lo que quieren, sangre?".

Ganadores y...el llorado y asesinado Pantani

Siempre recordado, el abulense "Chava" Jiménez, primer vencedor. Persiguiendo a Tonkov, momento extraño. El mejor tiempo, el gran Roberto Heras, casi cuarenta y dos minutos, año 2000. Alberto Contador vencedor en dos ocasiones. Y Gilberto Simoni. O el gabacho e injustamente poco apreciado Kenny Elissonde. O el desposeído Juanjo Cobo.

Qué lástima que el mejor escalador jamás habido, el asesinado Marco Pantani, no pudiera ganarlo. El romagnolo iba a participar en la Vuelta de 1999. El Pirata, sin embargo, fue detenido ese año por el abominable episodio de Madonna di Campiglio. Lo sabido: la camorra napolitana falseó el hematocrito de Marco. Un clan mafioso “convenció” a un matasanos para alterar el test del llorado ciclista. Y comenzó el derrumbe.

Angliru, estremecedoras cifras

Altitud, 1.570 metros. Desnivel, 1.255 metros. Doce kilómetros y medio de subida. Una pendiente media que roza el diez por ciento. En su instante más empinado, valga la expresión, escalofriante 23,6%. Lo que sucede en el tramo de La Cueña Les Cabres deviene puro horror. Es una pared, sin más. Ascender un muro vertical.

Cuenta la leyenda urbana que la orden de Unipublic, organizadora de la Vuelta, es que si un coche bloquea el camino se le lanza por el precipicio. En fin.