¡¡CARROS DE FUEGO!!

¡OBRA MAGISTRAL, BASADA EN HECHOS REALES!

Vangelis "CARROS DE FUEGO"

Para mí, la mejor película de la historia, pues tiene unos componentes de lucha, sacrificio, honestidad, …, para el atletismo, junto con la inmensa composición musical de Vangleis (q.e.p.d.) y el inconmensurable atleta escocés, medalla de Oro en 400 m. lisos, podría haber sido seguro medalla de Oro en 100 m. lisos, pero no corrió por ser Domingo.

La película de Carros de Fuego, basada en hechos reales, enfocada a atletas británicos, que compitieron en los JJOO de París 1924 y se llevaron la Gloria.

¡EL IMPRESIONANTE LEGADO DEL MEJOR ATLETA ESCOCÉS DE TODOS LOS TIEMPOS Y EL MAYOR CREYENTE Y SERVIDOR A DIOS!

Es el caso del Escocés Eric H. Liddell, el mejor corredor escocés de todos los tiempos y un cristiano ferviente, que no participó en su carrera de 100 metros lisos, de la que era considerado como el seguro ganador, porque era Domingo y era el día de descanso para rezar a Dios

La preciosa historia de Eric, un campeón de atletismo, entregado a Dios

Película Cristiana | Eric Liddell - Campeón Con Convicciones

 

Este joven abandonó una estelar carrera como medallista olímpico para convertirse en misionero en China. Es considerado hoy, como el mayor deportista escocés de todos los tiempos.

¡¡Un ejemplo único para la historia del deporte y para la vida cristiana!! 

 

Antes, mi ídolo y héroe era mi hijo Manuel Emilio, un gran atleta que dejó de serlo, para ser un títere a disposición de su madre. Ahora, mi ídolo es, uno verdadero, un héroe y un ferviente cristiano, además, de haber sido el mejor atleta de Escocia, de todos los tiempos.

 

¡Es mi héroe, mi auténtico héroe, el escocés Eric H. Liddell, un ferviente creyente en Dios, que en las Olimpiadas de 1924 de París, prefirió no participar en la carrera de 100 m. lisos, por celebrarse en Domingo y él, negarse a correr, por que como cristiano, los Domingos son para rezar a Dios, a sabiendas que la ganaría porque era el número uno, con el mejor crono! 

 

Luego ganó brillantemente el Oro en la carrera de 400 m. lisos, que aunque no era el favorito, rezó a Dios para que se la concediera. 

 

Estando en el Olimpo del atletismo, aclamado, alabado por todo el mundo y demostrando ser el mejor corredor de los JJOO de París y a la vez el mejor atleta que ha dado Escocia, dejó el lujo, las grandes ofertas, las inmensas oportunidades dinerarias, que le ofrecían, dejó todo, para consagrarse a los muy pobres e irse a China de Misionero, para cuidar de ellos, aún quitándose su propia comida para salvar a los más desfavorecidos.

Fue prisionero de los japoneses y terminó en un Campo de Concentración, con carencia de todo. Allí hizo una inmensa labor Pastoral, a favor de Jesucristo.

 

El exceso de trabajo y la poca comida, le llevaron a desarrollar un cáncer cerebral, que sin Rayos X, no pudo detectarse a tiempo y acrecentado con su intenso trabajo y falta de proteínas, terminó con su vida, con solo 43 años

 

Este inmenso creyente, decía:

 

Eric Liddell, Cuando corro siento el regocijo de Dios

Dejó la gloria y el lujo del mejor atleta británico de todos los tiempos, para ir a servir a Dios como misionero en China, dónde murió, prisionero de los japoneses en un Campo de Internamiento. Allí, siguió su evangelización entre los prisioneros, mal nutrido, con exceso de trabajo, empezó a sentir dolores de cabeza: “Era un Cáncer cerebral”.

Incluso de sufrir todo tipo de aislamiento, propio de un Campamento de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, dentro de sus ruegos y oraciones, decía a todos los presos, que había que rezar también por los japoneses, a pesar que era sus enemigos.

Sin instrumentos adecuados, ni poder hacerle una radiografía, Eric, rezando hasta el último momento de su existencia, murió en los brazos de Jesucristo. D.E.P.

 

La historia de Eric Liddell

“La obediencia a la voluntad de Dios es el secreto del conocimiento y la percepción espirituales. No es la voluntad de saber, sino la voluntad de HACER (obedecer) la voluntad de Dios lo que trae certeza”

.- “Cuanto más sabes quién eres y lo quieres, menos te afectan las cosas”

.- “La victoria tiene mil padres, la derrota es huérfana”

.- “¿Qué no tengo nada? Mi padre me enseñó a cantarle al sol y a las estrellas y Dios me dio brazos y piernas fuertes”

.- “La vida no se mide en minutos, se mide en momentos”

 

Chariots of Fire Run in God s Name

 

Abrahams and Liddell

Chariots of Fire - A Tribute to Eric Liddell

 

Jvn10Block - Carrozas de fuego - Abrahams

“La obediencia a la voluntad de Dios es el secreto del conocimiento y la percepción espirituales. No es la voluntad de saber, sino la voluntad de HACER (obedecer) la voluntad de Dios lo que trae certeza”  Eric H. Liddel

Vangelis "CARROS DE FUEGO"