Tras su participación en RESET, la cronoescalada de MTB que supuso la vuelta al mundo de la competición después del confinamiento y su primera prueba de mountain bike, Miguel Induráin vuelve a las ruedas de tacos con un espectacular reto: la Madrid-Segovia MTB.

El exciclista navarro se enfrentará, el próximo sábado, 12 de septiembre a los 117 kilómetros que separan la capital de la ciudad castellana para levantar los brazos bajo el arco de meta más grande del mundo: el acueducto segoviano.

Induráin participará en esta carrera, considerada una de las pruebas ultramaratón más importantes y exigentes de nuestro país, como embajador del Banco Santander, que patrocina la carrera bajo su plan de apoyo al deporte popular con su iniciativa #123aCorrer.

La Madrid-Segovia MTB cuenta con seis ediciones a sus espaldas. 117 kilómetros de recorrido y 2.340 metros de desnivel acumulado discurriendo por la Sierra del Guadarrama y el espectacular entorno de su Parque Natural. Un comienzo ante la atenta mirada de los cuatro rascacielos más altos de España y un final bajo el arco de meta más impresionante del mundo: el acueducto segoviano.