Jornada novena liguera donde la pena máxima fue el principal protagonista del fin de semana, hasta doce lanzamientos en conjunto y alguno tuvo que incluso repetirse.

La Real Sociedad sigue liderando la clasificación, el Real Madrid pinchó y además el Barcelona, Sevilla y Valencia volvieron a ganar después de cuatro jornadas sin conseguirlo.

El Villarreal sigue engranándose y acomodándose en la zona alta de la tabla y el Atlético de Madrid metiendo miedo cuando su ataque está inspirado.

 

ELCHE C.F. 1-1 R.C. CELTA DE VIGO

Partido muy igualado, disputado el pasado viernes en el Martínez Valero, donde la primera mitad dio los goles, la segunda, las ocasiones desperdiciadas.

Empezarían adelantándose en el minuto 4 los locales mediante pena máxima por una mano algo accidental de Hugo Mallo, Fidel se encargó de poner el 1-0 con templanza en su lanzamiento.

El Celta estuvo vivo en todo momento y recogió su recompensa al filo del descanso con un buen disparo raso y cruzado de Santi Mina lejos del alcance del portero ilicitano, 1-1 a vestuarios.

Los minutos siguientes tuvieron fases de respeto mutuo, ninguno quería perder el punto que ambos conseguían hasta el momento, pero varias ocasiones claras por parte de los visitantes animaron el espectáculo con Iago Aspas y Nolito como protagonistas. Sin embargo, el Elche pudo desnivelar la balanza y llevarse el gran botín si Tete Morente en el 85´hubiera estado acertado en su remate dentro del área que se fue lamiendo el palo.

Reparto de puntos donde los de Óscar quisieron más y la eficacia de los de Almirón sigue dando puntos al recién ascendido.

 

S.D. HUESCA 1-1 S.D. EIBAR

Tablas en El Alcoraz, los de Míchel se encontraron con un muro bajo palos llamado Dmitrović.

La primera parte fue dominada claramente por juego y ocasiones por los locales, pero el Eibar tuvo varios aliados que evitaron el dominio también en el marcador. Lateral de la red, desvíos en la madera, gol anulado por el V.A.R., intervenciones magistrales del portero, defensas salvando goles en la línea, no faltó de nada para frustrar las oportunidades oscenses.

Si eso fuera poco, el Eibar se fue por delante al descanso con un saque de esquina y una buena conexión entre centrales, Oliveria prolonga y Burgos remata, sorprendentemente 0-1.

La segunda parte parecía que la suerte seguía del lado armero cuando el árbitro señaló penalti, pero esta vez, afortunadamente para los locales, el V.A.R. sirvió para corregir y anular la pena señalada.

A partir de ahí, el Huesca siguió la dinámica de la primera mitad y las ocasiones fueron innumerables y de todos los colores. Finalmente, los locales empataron el partido y soñaron con los tres puntos. Un gran cabezazo picado de Rafa Mir en el 67´ dio alas al equipo para intentarlo hasta el final, pero claramente los 13 disparos totales no fueron suficientes para derrotar a los de Mendilibar que se fueron más que contentos con el punto logrado, no fue así para el equipo rival que sigue en puestos de descenso y viendo como sus buenos partidos no se traducen en buenos resultados.

 

F.C. BARCELONA 5-2 REAL BETIS BALOMPIÉ

Encuentro marcado por el a.M (antes de Messi) y d.M (después de Messi).

El jugador argentino comenzó en el banquillo y desde ahí vio como se llegaba 1-1 al descanso en una entretenida primera mitad (a.M).

Dembélé con un zapatazo abrió el marcador en el minuto 22 y Toni Sanabria culminó un contraataque de manual por parte del Betis en el 47´para conseguir el empate sobre la bocina.

Griezmann pudo dar una victoria holgada al conjunto barcelonista pero tres ocasiones claras erradas y un penalti detenido por Bravo dejaron a cero el contador del francés en el primer tiempo.

El otro partido (d.M), comenzó en la segunda mitad cuando el capitán culé salió de refresco para romper la igualdad en los siguientes 45 minutos, y ¡vaya si lo hizo!

Solamente cuatro minutos después de su entrada, dejaría pasar un balón en al área para dejar sólo al Prinicipito y este marcó a placer para quitarse el gafe que le persigue desde que cambió de club. Minuto 49, 2-1.

El 3-1 no llegó mucho más tarde, minuto 61´, cuando Messi seguiría su misión de ganar el partido y marcó desde los 11 metros lo que Griezmann no supó hacer ante Bravo minutos antes. Los verdiblancos se quedaron con diez por roja directa a Mandi.

Messi se tomó un descanso que los de Pellegrini aprovecharon para acortar distancias por medio de Loren en el 73´ y así meter presión al rival, pero esto sólo consiguió encender a la bestia.

Sergi Roberto asiste al 10 blaugrana de tacón y este la rompe con un disparo fortísimo al fondo de la red para marcar su segundo gol en 45 minutos y aumentar la ventaja a 4-2.

Otro gol más de Messi seguiría segundos más tarde, pero el V.A.R lo anuló por previo fuera de juego. Aun así, los locales remacharon el partido en el 90´ con el 5-2, obra de Pedri a pase, de nuevo, de Sergi Roberto.

En resumen, los de Koeman acertaron en el d.M, todo lo que no culminaron en el a.M.

 

SEVILLA F.C. 1-0 C.A. OSASUNA

Partido que se decidió por un solo detalle y terminó con varios lesionados en ambas escuadras.

El Osasuna tuvo ocho días para preparar el encuentro frente las 72h de los de Lopetegui, aun así, el primer lesionado cayó del lado navarro en el minuto 16.

Antes y durante el descanso caerían Acuña y Jesús Navas para el Sevilla.

Pocas ocasiones por los dos bandos, los ataques más prometedores acabaron finalizados con lanzamientos lejanos y fuera del marco rival.

El nombrado previamente detalle que marcó el resultado final llegó en el minuto 56 cuando Ocampos cae en el área y el colegiado decreta penalti, uno más esta jornada.

Sergio Herrera, portero osasunista, paró el lanzamiento, pero ninguno de sus pies estaba sobre la línea como marca el reglamento. La repetición de la pena máxima si acabó en gol y así acabó el partido sin más ocasiones claras por ninguno de los dos bandos.

El trabajo colectivo de los de Arrasate no se llevó recompensa del Sánchez Pizjuan y los sevillistas respiran tras tres derrotas seguidas en el campeonato liguero.

 

CLUB ATLÉTICO DE MADRID 4-0 CÁDIZ C.F.

Goleada con portería a cero en esta nueva versión más ofensiva del equipo colchonero.

Los tantos no tardaron en llegar, ya que en el minuto 8 los rojiblancos ya ganaban 1-0 gracias a un error del portero Ledesma, que dejaba la portería vacía para el cabezazo de Joao Félix.

La ya conocida intensidad de Marcos Llorente en cada acción tuvo su premio en el minuto 22, cuando tras varios rebotes, junto a la falta de contundencia defensiva, terminó disparando a puerta y, de nuevo, gracias a la colaboración del portero Ledesma, el balón acabó dentro y el 2-0 en el marcador. Pudo ser más abultado el marcador al descanso con alguna oportunidad fallada por muy poco y un gol de Saúl anulado por el V.A.R.

La segunda mitad empezó con más goles atléticos y en el 51´, tras una extensa revisión del V.A.R., esta vez sí dio por válido el gol local anotado por Luis Suárez.

El Cádiz tuvo varias ocasiones para marcar el gol de la honra, pero Oblak hizo muy bien su trabajo como es habitual.

Joao Félix sigue demostrando su calidad y capacidad goleadora, su doblete llegó en el último minuto tras una difícil asistencia de Correa.

Los del Cholo están arriba y con dos partidos menos, muy buenas noticias e imagen en el Metropolitano, los andaluces por su parte pierden su primer partido como visitante tras su buena racha en este comienzo liguero.

 

GETAFE C.F. 1-3 VILLARREAL C.F.

Partido protagonizado por auténticos golazos, colectivos e individuales.

Paco Alcácer abrió la cuenta de los visitantes en el minuto 11 que, tras un cambio de orientación y un pase de la muerte, controló con el pecho y batió entre las piernas a David Soria.

Los madrileños tuvieron poca presencia ofensiva en la primera mitad, pero Arambarri no dudó en fusilar a Asenjo desde una distancia abismal con un disparo de empeine que quitó las telarañas de la portería rival y empató el partido, sin duda el gol de la jornada.

El Villarreal mostró un gran juego entre líneas y tras una buena jugada elaborada, Trigueros empujó el balón a gol en el minuto 18 para el 1-2.

Durante la segunda mitad cambiaron los roles por momentos, siendo el Getafe quien propuso y el Villarreal quien se encerró atrás. No fue suficiente para empatar, porque el Villareal en una buena contra, remató el partido con la conexión Alcácer-Moreno para el 1-3 de este último.

Poco más en el resto del encuentro, salvó dos dobletes frustrados, Albiol salvó el de Arambarri en la línea de gol y Moreno vio como el suyo fue anulado por el linier.

Gran victoria en terreno difícil para los de Emery que se colocan segundos en la tabla y los de Bordalás ocupan la zona media con unos resultados muy lejos de la mejor versión de las temporadas previas.

 

REAL SOCIEDAD DE FÚTBOL 2-0 GRANADA C.F.

Los visitantes jugaron principalmente con juveniles debido a las numerosas bajas por Covid-19.

Imanol sabía el partido que le iban a plantear los nazarís, muy replegados en defensa, por lo que la paciencia y el buen uso de la posesión hicieron del dominio donostiarra un auténtico monólogo con 73% de posesión, 15 córneres por cero de los andaluces y 22 tiros totales por sólo uno del rival.

Los goles llegaron en la primera parte por parte de Monreal y Oyarzabal, este último de penalti. Pero no sería el único del partido, dos penas máximas más hubo durante los siguientes minutos, uno por bando, ambos detenidos por los cancerberos rivales.

Los líderes de La Liga se llevaron los tres puntos de un partido, a priori difícil, entre dos equipos con una dinámica muy buena, pero que el virus empañó y dejo sin opciones de competir a los visitantes, destacar aun así la actuación profesional de todos los jóvenes del Granada, especialmente Ángel el portero.

Por último, apuntar que el cambio forzado por lesión de Jorge Molina dejó en el campo menos de 5 jugadores con ficha profesional, y por lo tanto, la alineación, si denunciara la Real Sociedad, sería indebida y penalizada con un 3-0.

 

LEVANTE U.D. 1-1 DEPORTIVO ALAVÉS

Partido lleno de ocasiones para ambos equipos, además los visitantes aguantaron con un hombre menos 70 minutos de acometidas locales.

Cualquiera de los dos equipos se pudo llevar el encuentro, que empezó con una pronta ventaja de los vitorianos por medio de Lucas Pérez en el minuto 4.

Los minutos 23´y 29´ fueron desperdiciados para la igualada de los levantinos, primero por un cabezazo de Melero en boca de gol que se fue por encima del larguero y después un fuera de juego de Dani Gómez que anuló su tanto.

Por parte de los de Machín, Édgar Méndez fue el jugador expulsado por doble amarilla en el 34´, evento que hizo remar contracorriente a su equipo a partir de ese momento, pero manteniendo la ventaja en el marcador.

La segunda mitad empezó de cara para los de Paco López y su artillero Morales hizo la igualada a la media vuelta dentro del área rival, empate a uno.

El Levante lo intentó de todas las maneras, pero cualquier remate se convertía en un palo o una parada de Pacheco. Aun así, el Alavés tuvo la oportunidad de anotar también en una jugada ensayada de falta alejada.

Tiros totales 19-5, marcador final 1-1. Resultado que no le vale a ninguno para despegar.

 

REAL VALLADOLID C.F. 2-1 ATHLETIC CLUB

Sergio se jugaba el puesto y consiguió una vida extra, pero sufriendo más de lo necesario.

Los pucelanos hicieron una magnifica primera mitad y pasaron por encima de los leones.

Anotaron su primer gol, otra vez los once metros, en el 19´por medio de Orellana.

Siguieron insistiendo con múltiples oportunidades de gol, consiguieron uno más, pero en fuera de juego de Sergi Guardiola y desperdiciaron un par más.

Todo lo que no entró antes, no tardó en llegar en la segunda mitad, minuto 48 y Marcos André recogía un rechace del portero Unai Simón para hacer el 2-0 y dar una virtual tranquilidad al equipo.

Garitano sacó toda la artillería y embotelló al Valladolid el resto del partido, ese repliegue demasiado exagerado hizo temblar al banquillo vallisoletano durante los siguientes minutos.

Williams fue el protagonista de la mayoría de las ocasiones vascas, pero Masip y la falta de acierto no dejaron que la pelota entrara. Si entró en el penalti provocado por Yuri y lanzado por Iñaki Williams en el 86´que hizo agonizar a los locales. En el 88´Villalibre tuvo el empate en sus botas y Sancet en el 94´en su cabeza.

Finalmente, los tres puntos se quedaron por primera vez esta temporada en el José Zorrilla, abandonan el farolillo rojo y el Athletic se hunde en la tabla.

 

VALENCIA C.F. 4-1 REAL MADRID C.F.

Resultado totalmente inesperado y aun más la manera en que se produjo.

Dominaba el conjunto blanco el partido a la perfección y se puso por delante con el gol de disparo lejano de Karim Benzema en el 23´. Parecía que la tónica del partido ya estaba definida y el partido encarrilado para los visitantes, pero minutos más tarde empezó el show de los contratiempos.

Una mano de Lucas Vázquez en el 35´ hizo que el Valencia empatara desde el punto de penalti por medio de Carlos Soler.  El lanzamiento tuvo que repetirse, tras haberlo detenido Courtois en el primer intento, debido a que un jugador de cada equipo había entrado en el área previamente al disparo.

Varane, otra vez gafado en acciones de gol rival, despejó forzado un centro lateral y produjo una parábola al balón que el portero madridista no pudo sacar antes de que cruzara la línea, el V.A.R. confirmó el gol de los locales y se fueron 2-1 al descanso ante la sorpresa de todos.

La segunda parte lejos de igualar el encuentro lo hizo aun más rocambolesco, dos penaltis más fueron adjudicados para los de Javi Gracia (54´y 63´) y Carlos Soler marcó un histórico hattrick de penalti contra el Real Madrid.

El 4-1 en el luminoso con tres penaltis y un gol en propia meta era para frotarse los ojos, pero real.

Las oportunidades merengues por acortar distancias no llegaron a intimidar demasiado la portería che salvo unos tiros lejanos, un mano a mano de Asensio salvado por Jaume y dos ocasiones del tardíamente ingresado Mariano.

Los valencianistas se llevaron la victoria finalmente sin apuros y siguen sumando, que no es poco en esta temporada tan difícil para ellos. Los de Zidane pinchan a domicilio, pero se mantienen en zona Champions.