El Atlético de Madrid está cada vez más cerca de escribir con letras de oro el final de una temporada tan atípica como igualada, en la que se puede proclamar campeón de la liga más igualada de las últimas décadas. Tras el último tropiezo del FC Barcelona en casa frente al Granada, el conjunto de Diego Pablo Simeone volvía a depender de sí mismo para ser el ganador, y todo parece que se decidirá en el Camp Nou, en el duelo que mida a dos de los 4 aspirantes al título.

Fue precisamente en el estadio blaugrana donde el Atlético de Madrid se proclamó por última vez campeón de liga, ya con Simeone en el banquillo, y gracias a un testarazo de Diego Godín tras un saque de esquina. Se volverán a ver las caras estos dos viejos conocidos, favoritos en las apuestas al título de liga, y de este partido seguramente salga el ganador del título, aunque Real Madrid y Sevilla FC no han dicho todavía su última palabra.

 

El único que depende de si mismo 

Con el tropiezo del FC Barcelona ante el Granada, el Atlético de Madrid es el único equipo de los 4 favoritos que depende de si mismo para ser campeón. Los de Ronald Koeman tenían ese privilegio hasta el pasado 29 de abril, fecha en la que el equipo nazarí se impuso por 1-2 en el estadio blaugrana.

Por el contrario, tanto Real Madrid como Sevilla FC están obligados a ganar todos sus encuentros de aquí a final de temporada, y esperar que el Atlético de Madrid lo haga en una ocasión para merengues, y en dos para hispalenses.

Otra de las buenas noticias para “el cholo” es que sigue recuperando poco a poco jugadores de la enfermería, y excepto Renan Lodi, el resto están a disposición del técnico para este tramo final. Sin duda, la recuperación de Luis Suárez era la más importante, y el uruguayo ha vuelto a pleno rendimiento para ayudar al equipo a conseguir los objetivos.

 

Joao Félix, sin sitio en el equipo

La única mala noticia de las últimas fechas para el Atlético de Madrid es el bajo nivel que sigue demostrando Joao Félix con la elástica rojiblanca. El joven futbolista ha perdido el sitio en el once titular en detrimento de hombres como Lemar o Correa, actores secundarios que ofrecen más soluciones para el equipo que el portugués.

La afición también parece haber perdido la confianza en Joao, y ya pocos se acuerdan de él a la hora de citar de memoria el once tipo del Atleti. Una pena, porque el desembolso que el club hizo por una de las promesas de más futuro del fútbol europeo fue muy importante, y todo apunta a que se le buscará una salida en verano para intentar minimizar las pérdidas de su frustrado fichaje.

Pero las estrellas tienen reservado los mejores guiones para el final, y quien sabe si será Joao Félix el hombre capaz de liderar al equipo en este tramo final e incluso, de marcar en el Camp Nou y regalar un título de liga a la que todavía es su afición. Pronto lo sabremos, pero todo apunta a que está liga no se le escapa a Simeone.