La Comunidad de Madrid ha destinado 20,4 millones de euros al programa Industria 4.0, para la subvención de proyectos de digitalización de pymes industriales con el objetivo de dinamizar su actividad y mejorar su competitividad. Para ello, se financian gastos de adquisición de nuevas inversiones, así como renovación o extensión de las existentes, que aporten soluciones innovadores a sus procesos productivos.

Un total de 154 empresas se han beneficiado de estos incentivos desde su puesta en marcha en 2017, que ha permitido una inversión privada de más de 95,3 millones. O lo que es lo mismo, por cada euro aportado por la Comunidad de Madrid, estas pymes han generado 5,3 de inyección privada.

Así lo ha explicado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno regional, Javier Fernández-Lasquetty, durante su visita a DIN Impresores, una de las receptoras de las ayudas, ubicada en Arganda del Rey. A través del Programa Industria 4.0, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), ha podido adquirir nueva maquinaria para digitalizar gran parte de sus procesos de producción, lo que le ha permitido abrir nuevas líneas de negocio.

“Queremos contribuir a que el sector industrial madrileño avance en su transformación digital, especialmente las pymes, que tienen más dificultades para realizar grandes inversiones, en especial porque es uno de los grandes retos a los que tienen que enfrentarse las pequeñas y medianas empresas para ampliar su actividad, como hemos visto hoy”, ha dicho Fernández-Lasquetty.

20.554 empresas y 271.900 trabajadores en el sector industrial

En este sentido, el consejero ha señalado que la industria es el segundo sector productivo con mayor peso en la economía madrileña. Actualmente, la Comunidad de Madrid cuenta con 20.554 empresas, de las que el 99% son pymes, que dan empleo a 271.900 trabajadores.

En los primeros nueve meses del año, este sector ha atraído una inversión extranjera de 2.747,2 millones de euros, lo que representa el 63,8% del total nacional. Además, es la segunda región industrial de España, con el 13% del valor añadido bruto industrial nacional, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Es una prioridad para el Gobierno regional el apoyo a la industria madrileña, así como facilitar a las pequeñas y medianas empresas que cuenten con las herramientas necesarias para adaptarse a las necesidades actuales del mercado y poder ampliar sus negocios, como son las ayudas Industria 4.0 a la digitalización”, ha concluido Fernández-Lasquetty.