La elección de la inmobiliaria es uno de los pasos más importantes durante la venta de una vivienda. Sin embargo, es habitual que los propietarios consideren una única opción en el momento de escoger, que generalmente corresponde a las inmobiliarias de barrio o las grandes franquicias, aunque estas no siempre se adaptan a sus necesidades. Por todo esto, desde el comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com explican qué opciones existen actualmente para vender un piso en España y cómo se puede encontrar la mejor inmobiliaria en función de las necesidades de cada vendedor.

Existen diferentes tipos de agencias que se adaptan a distintos perfiles

El mercado inmobiliario actual ofrece muchas alternativas para vender una propiedad: las agencias tradicionales son una de ellas, pero también existen las online e incluso los iBuyers, que son empresas que compran casas al contado. Cada uno de estos modelos de negocio están pensados para públicos diferentes.

Al respecto, desde HelpMyCash aseguran que “tras analizar en profundidad el mercado inmobiliario, hemos llegado a la conclusión de que muchas de las diferencias y disconformidades que existen entre inmobiliarias y vendedores nace de la falta de coincidencia entre los servicios que ofrecen las primeras y las necesidades que tienen los segundos. Por eso, estamos seguros de que el primer paso para encontrar la mejor inmobiliaria es conocer las distintas opciones que ofrece el mercado y decantarse por aquella que mejor se adapte a las necesidades del vendedor”. Por ello, HelpMyCash ha desarrollado un comparador inmobiliario con el que los usuarios pueden analizar qué tipo de agencia es más conveniente en función de sus necesidades particulares.

Agencias tradicionales para quienes prefieren el trato personalizado

Las inmobiliarias tradicionales convienen cuando el vendedor está dispuesto a pagar una comisión relativamente alta, que representa entre el 3% y el 7% del precio de venta del piso, a cambio de que la agencia se encargue de todos los trámites necesarios y de recibir un trato más personalizado, afirman desde el comparador. Sin embargo, avisan de que “es muy importante estar atentos a los contratos de intermediación inmobiliaria cuando se contratan este tipo de agencias”, puesto que en muchas ocasiones sus condiciones de contratación y los requisitos de exclusividad son poco transparentes.

Ahora bien, esto no implica que las agencias tradicionales no sean una buena alternativa. Por el contrario, desde el comparador aseguran que, en muchos casos, el problema no radica en que las agencias no ofrezcan un servicio correcto, sino que las condiciones no se adaptan a las necesidades de algunos vendedores. Por eso, insisten en la importancia de conocer las diferentes opciones que ofrece el mercado y analizar la coincidencia entre estas y las expectativas específicas de los propietarios.

Las inmobiliarias online para quienes quieren ahorrar dinero en comisiones

Las inmobiliarias online, por su parte, son una buena opción para vender un piso si el propietario prefiere ahorrar dinero en comisiones, pero está dispuesto a participar activamente en la venta. Las agencias online son hasta un 50% más baratas que las inmobiliarias tradicionales. Pero este ahorro es a cambio de que el propietario participe en algunos pasos de la venta, como la realización de las visitas o la gestión de alguna documentación.

A su vez, los vendedores que suelen sentirse cómodos con este modelo de negocio son aquellos que tienen un perfil digital y no tienen inconvenientes en relacionarse con su agente a través del correo electrónico o por teléfono. Una persona que no domina Internet o que prefiere el trato cara a cara se sentirá más cómoda con una agencia tradicional que con una online; mientras que un vendedor que domina la tecnología encontrará en estas agencias una buena alternativa, sobre todo, porque podrá ahorrar dinero en honorarios.

Los iBuyers para quienes quieren vender en tiempo récord

Por último, aunque no sean agencias propiamente dichas, también existen los iBuyers, que son empresas que compran casas al contado. El modelo de negocio de estas empresas implica una venta rápida, en la que el vendedor no tiene que gestionar ningún papeleo. Por eso, son una buena alternativa para quienes tienen urgencia por vender y no quieren llevar a cabo ningún tipo de trámite. “Pero los iBuyers suelen comprar las casas por precios inferiores a los de mercado, por tanto, solo serán una opción satisfactoria para quienes estén dispuestos a vender por un precio más bajo”, concluyen desde HelpMyCash.