La compañía tecnológica de pagos digitales, Visa, y la entidad financiera CaixaBank lanzan una campaña para incentivar el uso de pago con tarjeta, pago con móvil y el e-commerce entre las personas mayores. 
 
Las restricciones sociales y de movilidad desde el inicio de la pandemia han acelerado la digitalización de la economía y de los pagos del día a día en los consumidores de forma general y, en particular, en las personas mayores. La iniciativa tiene el objetivo de reconocer el gran esfuerzo realizado para adaptarse a esta nueva realidad y animar a las personas, especialmente a los senior, que se han iniciado recientemente en el uso de estos servicios a continuar acercándose a las nuevas tecnologías.
 
Según datos de CaixaBank, en 2020, los clientes de la entidad mayores de 65 años incrementaron el pago con tarjeta de sus compras en comercios un 12,1% respecto al año anterior. A la vez, los reintegros de efectivo en el mismo segmento de clientes se redujeron un 25,2%, lo que indica un aumento de las personas mayores que sustituyeron el uso de dinero en metálico por pagos digitales.
 
Por otro lado, destaca especialmente el interés de los senior por conocer el pago móvil y el e-commerce. En 2020, el número de clientes de CaixaBank mayores de 65 años que utilizaron el pago móvil creció un 53,1% respecto a 2019 y las operaciones de pago realizadas por este segmento se dispararon un 89,4% en el conjunto del año. Asimismo, el número de compras por Internet en este mismo colectivo crecieron durante el año un 16,4% por facturación.
 
Eduardo Prieto, director general de Visa en España, explica que “esta campaña de concienciación tiene como objetivo animar a las personas mayores a seguir aprendiendo y a continuar haciendo uso de las nuevas tecnologías como los pagos digitales. Desde Visa, creemos que los nuevos hábitos de consumo digitales son una tendencia que se está consolidando poco a poco, por eso ahora es más importante que nunca garantizar su inclusión financiera proporcionando en todo momento y lugar un método ágil, rápido y, sobre todo, seguro”.
 
Para Juan Gandarias, consejero delegado de CaixaBank Payments & Consumer, “durante 2020 hemos buscado la forma de apoyar al máximo posible al colectivo sénior, por las dificultades de la actual circunstancia y el especial riesgo que supone para ellos la pandemia. Durante el confinamiento, desde CaixaBank nos pusimos a disposición de todos los clientes que lo necesitaran para resolver cualquier duda sobre banca digital y pagos digitales. Durante los siguientes meses, detectamos que se mantenía el interés por estos servicios y creemos que, durante 2021, la tendencia va a seguir al alza, de ahí que sea importante lanzar iniciativas de información y ayuda y, sobre todo, de reconocimiento al esfuerzo hecho por adaptarse a las nuevas tecnologías”.  
 
 
La campaña impulsada por Visa y CaixaBank, con difusión online, homenajea a las generaciones que vivieron de cerca los avances tecnológicos de las décadas 60, 70 y 80. Ellos fueron los primeros en ver la televisión, en grabar sus momentos más especiales en una cámara de vídeo e incluso en vivir la llegada de Internet.
 
Hoy día, la pandemia, además de utilizar el pago móvil y el e-commerce más que nunca, también han aprendido, igual que otros segmentos de edad, a utilizar todo tipo de tecnologías para tareas diarias o, simplemente, estar en contacto con su familia.