Ha ocurrido en una zona de campo situada a la altura del km 7 de la M-610. El trabajador, de 36 años, se encontraba desinstalando una antena de telefonía de 40 metros.

Primero ha retirado parte del anclaje que la unía a la base y acto seguido se ha subido a lo alto para continuar con el proceso de desinstalación. En un momento dado la antena ha cedido y ambos han caído al vacío, con la mala fortuna añadida de que la antena ha terminado aplastando al trabajador.

El SUMMA-112 sólo ha podido confirmar el fallecimiento y los bomberos de la Comunidad de Madrid han procedido al rescate del cadáver. El Centro de Emergencias 112 ha recibido el aviso a las 13:00 horas. Investiga lo ocurrido la Guardia Civil.