Todo apunta a que el euríbor seguirá en negativo en septiembre, pero subirá un poco tras cotizar a la baja dos meses consecutivos. A falta de unos días para cerrar este mes, el valor medio de este índice es del -0,493%; ligeramente por encima del registrado en agosto (-0,498%). No obstante, según el comparador financiero HelpMyCash.com, los hipotecados pueden estar tranquilos: los que tengan una hipoteca variable ligada a este índice de referencia pagarán unas cuotas más bajas si se les revisa el interés en las próximas semanas.

Cuotas más baratas con revisión anual y semestral

Desde este comparador recuerdan que el interés de una hipoteca variable se revisa una vez al año o al semestre, en función de lo que se indique en la escritura. Al llegar la fecha de actualización, el banco toma el último valor publicado del índice de referencia que corresponda (generalmente el euríbor en su modalidad a un año) y lo suma al diferencial para calcular el interés aplicado a partir de ese momento y el nuevo importe de las cuotas mensuales.

En septiembre del año pasado, según HelpMyCash, el euríbor cotizaba por encima de su actual valor (-0,415%). Por lo tanto, los que tengan una hipoteca con revisión anual pagarán unas cuotas más baratas si se les actualiza el tipo aplicado con el valor de septiembre de 2021. Por ejemplo, para un préstamo medio de 150.000 euros a 25 años y un interés de euríbor más 1%, las mensualidades se rebajarían en 5,12 euros al mes (61,44 euros para todo el año).

Y lo mismo sucederá con los que tengan un préstamo hipotecario a tipo variable con revisión semestral, pues el valor del euríbor hace seis meses (marzo de 2021) era del -0,487%. Siguiendo con el ejemplo anterior, las cuotas de una hipoteca media se abaratarían en 39 céntimos al mes (2,34 euros para todo el semestre).

El euríbor, pendiente de la inflación

Pese a subir ligeramente, la cotización en septiembre será la cuarta más baja de todo el año: el euríbor solo registró valores más reducidos en enero (-0,505%, el mínimo histórico), febrero (-0,501%) y agosto (-0,498%). Y dada su evolución, es más que probable que cierre 2021 con un valor cercano al -0,5%.

Ahora bien, ¿qué pasará en el futuro? Según HelpMyCash, la clave estará en la inflación de la zona euro. Y es que si esta se mantiene por encima del 2% durante varios meses (en agosto subió hasta el 3% por la recuperación económica y el incremento del precio de la energía), es posible que el Banco Central Europeo (BCE) suba sus tipos de interés para contenerla, lo que provocaría una escalada del euríbor.

Sin embargo, desde el BCE consideran que la subida de la inflación provocada por la recuperación económica tras la pandemia será transitoria, por lo que este organismo no se plantea aún subir sus tipos. Bajo esta premisa, instituciones como el Departamento de Análisis de Bankinter o Moody’s prevén que el euríbor se mantendrá por debajo del 0% durante los próximos dos y diez años, respectivamente, aunque habrá que estar atentos a la evolución de la inflación para ver si se cumplen esas predicciones.