En su esfuerzo por adaptarse a las nuevas tecnologías, las entidades bancarias desarrollan sus productos y servicios de manera más optimizada, ofreciendo cuentas para particulares de manera online e incluso bonificando con premios y descuentos a los usuarios que opten por este método ante el tradicional de la ventanilla. 

Si quieres saber más acerca de las cuentas online y sus beneficios, desde El Correo de España te contamos algunos datos clave de lo que hemos indagado para ti.

Por qué elegir una cuenta online: aspectos generales

Reconozcámoslo: con el auge de las nuevas tecnologías, el uso de nuestro Smartphone para todo, hasta para consultar el tiempo, parece que queda obsoleto trasladarnos al banco a abrir nuestra cuenta bancaria y, lo que es más, seguir acudiendo para actualizar libretas o hacer nuestras gestiones a la vieja usanza. 

Los bancos, en este saber, han adaptado sus productos a nuestras nuevas exigencias y la banca digital se impone, poniendo a nuestra disposición las cuentas online, con las grandes ventajas que suponen para todos respecto a la antigua ventanilla:

  • Cero comisiones por expedición de tarjetas, transferencias o domiciliación de nóminas o recibos.
  • 24 horas disponible.
  • Ahorro de tiempo.
  • Información a un solo clic y en todo momento.

En este sentido, la practicidad y el contexto que se dibuja en torno a la comodidad de trabajo hacen que tanto para un usuario particular, en el orden de la administración de la economía de su hogar, como para un empresario o autónomo, en la práctica de su gestión de la fiscalidad de su empresa, sea de mucha mayor utilidad y fluidez contratar una cuenta online que una cuenta tradicional de apertura física. 

Las cuentas online para usuarios particulares

A medida que pasa el tiempo, descubrimos que muchos son ya los que optan por tener una cuenta online y que operan por internet. Sin embargo, algunos reacios siguen preguntándose si conviene abrir una cuenta online de un banco, si realmente es lo mismo o si hay alguna ventaja o diferencia en lo que al producto se refiere.

De hecho, los recientes estudios demuestras que el handicap que más frena a los usuarios particulares a abrir una cuenta online es el relacionado con el trato personal: los clientes siguen necesitando de la atención personal, de una figura que les asesore y que responda, a modo de feedback, a sus preguntas ante la contratación del producto adecuado, y al que puedan poner cara y forma, no clics y pantallas.

La confianza a la hora de contratar una cuenta electrónica es una de las fallas que, si bien cae a favor de todos los aspectos ventajosos de la operativa online, sí que remarcan usuarios que “están acostumbrados” a una atención al cliente que no encuentran mediante un navegador que, en muchos casos, no saben manejar con la esperada soltura.

Ventajas de las cuentas online para particulares

Las cuentas online son más baratas porque el coste del banco es mucho menor: ahorran en sucursales y en personal y eso repercute directamente en el cobro al usuario de costes de apertura, mantenimiento y comisiones, que es 0, lo cual es realmente positivo a la hora de contratarlas para nuestra economía doméstica.

Al ser un servicio virtual, nos permiten, además, realizar cualquier operación a través de cualquier dispositivo que tenga acceso a internet, sea smartphone, tablet o nuestro ordenador.

Tampoco hay límites geográficos ni horarios, por lo que podemos desechar la idea de gestionar nuestro tiempo y organizarnos con desplazamientos innecesarios invertidos en acudir personalmente a las sucursales bancarias.

Por otra parte, queda obsoleta la idea de la permanencia o la vinculación: abrir una cuenta online no te predispone a nada, puesto que no suelen ser requisitos quedarte con ellos un tiempo determinado. Sí serán, lógicamente, requisitos indispensables cumplir con los dispuestos que exijan los que de la propia nomenclatura de la cuenta se desprendan: por ejemplo, para contratar una cuenta de tipo nómina, deberás acreditar tener una nómina (o pensión, o prestación).

Las cuentas online para empresas

Entendiendo que el tiempo es oro, mucho más en la gestión de una empresa o autónomo, los bancos ponen una nota más a favor de la agilidad de sus trámites financieros con la creación de las cuentas profesionales, directamente destinadas a facilitar las operativas que realicen en nombre de sus negocios.

Las cuentas online para empresas ofrecen un servicio muy amplio y de gran calidad: dan la posibilidad de crear diferentes perfiles de usuarios para una misma cuenta para que, desde los diferentes departamentos, se pueda tener acceso a ella, tanto a su totalidad como a determinadas operaciones.

Además, las cuentas de empresa suelen ofrecer ventajas a los negocios, como beneficios en los productos como préstamos o créditos, y cuentas secundarias vinculadas a los administradores o miembros para que cuenten con retirada e ingreso de efectivo, domiciliación de recibos, tarjetas de crédito o débito.

Eso sí, una empresa necesita presentar una serie de documentación que a un particular no se le exige, por la propia naturaleza de la persona jurídica que va a abrir la cuenta, destinada a verificar la constitución efectiva y la legalidad de la misma (el NIF, el Acta de Constitución o los justificantes de pago del IS o el IAE).

Pasos para abrir una cuenta de empresa online

Todas las bancas online suelen seguir el mismo procedimiento, que es, cuanto menos, sencillo, eficiente e intuitivo. Para abrir tu cuenta de empresa online:

  1. Elige la banca que mejor se adapte a tus necesidades.
  2. Selecciona el tipo de cuenta entre la oferta de la entidad.
  3. Rellena el formulario de apertura, aportando la documentación que se te requiera de manera online o, si lo prefieres, tienes la opción de que la entidad te envíe los impresos a tu domicilio para que los firmes y los envíes de vuelta (o trasladarte a la oficina y firmarlos allí, pero si hemos elegido el método online, damos por hecho que preferimos quedarnos en casa).
  4. Crea tu perfil online, da de alta tus permisos. Desde este momento, ya puedes acceder a tu cuenta online y empezar a gestionarlas.
  5. En cuanto la entidad confirme la veracidad de los documentos (constatación que apenas dura un par de días) ya puedes operar con ella. 

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles y que no dudes en usar las cuentas online tanto si eres particular como empresa.