Atrás quedan los tiempos en los que, sí o sí, había que acudir presencialmente a una entidad bancaria en caso de requerir un préstamo. No solo nos referimos a los de elevada cuantía. Ello también sucedía con los minicréditos online.

Independientemente de si estas soluciones financieras se concedían o no, para los usuarios no era plato de buen gusto tener que desplazarse. Además, las condiciones contractuales, las cuales son muy importantes en este tipo de productos, solían ser leídas por encima sin prestar atención a los detalles. Pero, ¿y en caso de poder consultarlas desde la comodidad del hogar?

Según Wannacash.es, el ahorro de recursos y tiempos que los trabajadores de los bancos deben invertir a la espera de la decisión del cliente, es algo que las entidades financieras que ofrecen minicréditos, han aprovechado al ofrecer los mismos servicios que la banca tradicional, pero a distancia, y sin papeleos, mas sin embargo, existen otras ventajas que reiteran que estas entidades son pioneras al dar un paso que, a día de hoy, siguen realizando varias empresas similares. Nos referimos a un procedimiento de digitalizar aquellos servicios de banca de carácter tradicional.

Poco a poco fueron surgiendo más negocios online que ofrecían créditos de varias cuantías y con condiciones muy diversas. A día de hoy la cifra es casi interminable, por lo que incluso algunos usuarios pasan por dificultades a la hora de elegir el más adecuado para ellos.

Debido a este motivo han adquirido bastante popularidad los comparadores de préstamos rápidos, los cuales analizan las características de las alternativas existentes en pleno 2021. Por ende, de un solo vistazo el internauta se ve capaz de determinar qué opción es la idónea, sin necesidad de profundizar individualmente en cada solución financiera -tarea que acarrearía muchas horas-.

Retomando lo referente a la banca tradicional, antaño esta misma labor exigía ir acudiendo a cada instalación física. Si ya de por sí era engorroso para los ciudadanos, a los desplazamientos hay que añadir otra molestia que se resumía en lidiar con colas que, en ocasiones, eran interminables.

Ello no es de extrañar teniendo en cuenta que los horarios de la mayoría de oficinas bancarias solo son de mañanas, por lo que desde las 8 hasta la 1 aproximadamente se reúnen muchos clientes no solo para solicitar soluciones financieras, sino también con tantos otros fines.

Poco a poco este tipo de contratiempos fueron quedando relegados a un segundo plano. Los productos financieros online iban adquiriendo trascendencia hasta llegar a los niveles de hoy en día.

Nos referimos a la época actual en la que ya se puede hablar de la moda de los préstamos online en España. Se trata de una tendencia en toda regla, la cual lleva a los usuarios a optar en la práctica totalidad de casos por una solución financiera que consideran mejor en varios sentidos.

Lo cierto es que a nivel contractual, los minicréditos son casi idénticos. Sin embargo, la diferencia reside principalmente en el proceso de contratación. Absolutamente todo es realizable a través de Internet.

Si ya de por sí esta ventaja era tenida en cuenta en años anteriores, más si cabe ahora con una pandemia que no invita precisamente a acudir de forma presencial a una entidad bancaria.

Por supuesto, las colas también han sido dejadas a un lado. En muchas ocasiones basta un cuarto de hora para que la petición sea aceptada por la entidad financiera. Esto se suma a la rapidez propia del procedimiento, el cual tan solo exige al internauta realizar un par de clics.

Las interfaces gráficas presentes en los sitios web de este tipo de empresas suelen ser muy intuitivas. Y es que son conscientes de que muchos de los clientes que solicitan esta clase de ayudas financieras son personas que no están acostumbradas a tratar con elementos tecnológicos, ejemplificándolo las que ya tienen una considerable edad a sus espaldas.

Para facilitarles la labor, también plantean unos formularios bastante sencillos en los que solo se exige introducir información muy concreta. Además, la misma es validada en un alto porcentaje de casos.

 

Entidades bancarias ya están renovando sus servicios para digitalizarlos

 

En los últimos dos meses, un par de bancos muy importantes a nivel nacional han anunciado que reducen drásticamente su plantilla. Aunque es una muy mala noticia para el paro de este país, lo cierto es que forma parte de la estrategia de digitalización que están llevando a cabo.

Es decir, los servicios que antaño solo ofrecían de manera presencial, ahora también los brindarán por Internet. ¿El objetivo? Competir con entidades financieras que son cien por cien online, con todas las ventajas que ello conlleva.


La banca tradicional sabe que un jaque no es el final. Revertir la situación está en sus manos, por lo que cabe esperar que pongan toda la carne en el asador para ser ella también capaz de ofrecer minicréditos y préstamos rápidos que se concedan en poco tiempo.