Madrid ha abierto esta semana el plazo para que las familias de la región con hijos en cuidados paliativos pediátricos puedan obtener una ayuda directa de más de 4.000 euros, destinada a apoyarles en este proceso.

Los beneficiarios recibirán un pago único de 4.039 euros por cada hijo biológico, adoptado o en acogimiento permanente que se encuentre en esta situación clínica. Con esta nueva subvención, el Gobierno regional reafirma su apuesta por la protección de las familias madrileñas, en este caso de aquellas con menores a su cargo que están recibiendo atención médica especializada.

Esta circunstancia las coloca en una situación de vulnerabilidad al tener que afrontar el cuidado integral, exclusivo y a tiempo completo de los menores, que gracias a esta ayuda también verán mejorada su calidad de vida

Los cuidados paliativos pediátricos son una subespecialidad de la pediatría, que se puso en marcha en los años 90 y atiende a pacientes no necesariamente terminales que sufren patologías oncológicas, neurológicas, cardiopatías complejas o enfermedades metabólicas severas.

Todas ellas tienen un pronóstico temporal incierto y en muchas ocasiones obligan a las familias a cambiar sus prioridades, incorporar nuevas tareas y aprender a desempeñar técnicas y cuidados muy específicos que pueden derivar en un abandono de la actividad laboral. Una merma de ingresos que esta ayuda pretende paliar en parte.

El plazo de presentación de solicitudes, financiadas con cargo a los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, termina el próximo 4 de octubre, y toda la información se puede consultar en este enlace.