Con la subida de los tipos de interés la subida de las hipotecas parece ya una realidad que está haciendo que muchos, ante las previsibles nuevas alzas que se plantean desde el Banco Central Europeo siguiendo la estela de la Reserva Federal de Estados Unidos que ya ha acometido la segunda, aceleren las compras y ventas para evitar incrementos mayores.

En realidad, la clave para quien compra o vende tu casa rápido tiene mucho que ver con estar en el mercado y buscar las mejores opciones actuales para publicitar al máximo la vivienda y que llegue al comprador interesado.

Aunque hay una opción aún más rápida. Gracias a la tecnología, hoy en día hay plataformas como Casavo que son capaces de adquirir la vivienda en menos de un mes tan solo siguiendo una serie de pasos que comienzan cuando el interesado en la venta accede a su web para completar un cuestionario a través de breves pantallas.

En ese proceso se pregunta por la ubicación, los dormitorios, baños, si cuenta o no con tendedero o terraza, si la propiedad cuenta también con garaje o trastero o incluso la planta en la que está situada. Con estos datos y gracias al uso de logaritmos bien definidos, la plataforma ofrece un abanico de precio en el que se situaría el inmueble.

Eso lo consigue gracias al cruce de datos con las últimas viviendas que se han adquirido en la zona teniendo en cuenta características parecidas. Si el intervalo ofrecido, realista en la valoración real del mercado, está dentro de la idea de venta, bastaría con contactar para que un agente se acercara a comprobar la veracidad de los datos y esperar la oferta firme por la vivienda.

Este proceso, que solo lleva unas semanas, finaliza frente al notario consiguiendo una venta en tiempo récord.

“Tenemos gran experiencia en esta fórmula de adquisición no solo en las principales capitales españolas sino europeas. Agilizar la compra supone poder poner en marcha las reformas cuanto antes para, adaptando los inmuebles a la demanda del nuevo comprados, el inmueble vuelva a salir al mercado actualizado para los nuevos compradores” explican desde la compañía.

Hay que tirar de datos para comprender por qué, ahora, en vista del encarecimiento de los préstamos, quienes pensaban en adquisición, se deciden antes. Solo en junio incrementó casi un 19% la compraventa de viviendas con respecto al año anterior, una cifra que hace presagiar que aún hay recorrido en el sector inmobiliario y que quien pueda va a cerrar las operaciones antes de septiembre, cuando está previsto un nuevo incremento de los tipos que supondría, de nuevo, la temida subida del Euribor a índices ya que rondarían en 1.2%.

De estas viviendas vendidas, lo cierto es que el repunte, curiosamente, no ha venido de la obra nueva - apenas en marcha aún por la crisis de materiales - sino por la vivienda de segunda mano, lo que indica que es un mercado que actualmente está más vivo que nunca.