La Comunidad de Madrid está priorizando a las pymes, autónomos y desempleados en el diseño y puesta en marcha de las ayudas para apoyar la reactivación económica de la región ante los efectos de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Así lo señaló ayerel consejero de Economía, Empleo y Competitividad del Gobierno regional, Manuel Giménez, durante su comparecencia a petición propia en la Comisión de Economía, Empleo y Competitividad de la Asamblea de Madrid para informar sobre las medidas que en este sentido está tomando su departamento en los últimos meses.

Giménez ha subrayado que todas las actuaciones que está llevando a cabo el Ejecutivo regional para recuperar la actividad económica y generar empleo “tienen un objetivo muy claro: que nadie se quede atrás en esta crisis”. Entre ellas, ha destacado el plan Madrid ReFuerza, un paquete de medidas económicas que se suma a las ya aprobadas en los meses de abril y junio y que presta especial atención a los colectivos más afectados por la pandemia, como autónomos, comercios, pymes y trabajadores que han perdido su empleo en los últimos meses o se han visto afectados por ERTES.

Entre otras medidas, Madrid ReFuerza incluye: un programa dotado con 30 millones de euros para que las empresas de la región puedan mejorar su liquidez y hacer frente al pago de facturas, con ayudas que pueden alcanzar los 12.500 euros en el caso de las pymes comerciales e industriales; y una partida de 35 millones de euros diseñada para que los ayuntamientos y entidades locales de la región contraten a personas que hayan perdido su trabajo a partir de la declaración del Estado de alarma.

Las actuaciones de Madrid ReFuerza vienen a complementar otras medidas que  ya ha puesto en marcha el Gobierno regional, como los planes Impulsa y Continúa para apoyar el mantenimiento de la actividad de los trabajadores autónomos, las líneas de crédito a través de Avalmadrid o los incentivos a la contratación estable que ofrece Madrid Emplea, que suman en conjunto un presupuesto de más de 100 millones de euros.

En cuanto a las actuaciones previstas para los próximos meses, el consejero ha señalado como objetivos inmediatos el comienzo de la tramitación en la Asamblea durante este otoño de las nuevas leyes de Sostenibilidad Energética y Cooperativas y la elaboración del Plan Energético de la Comunidad de Madrid, además del impulso a los pactos de comercio y conciliación propuestos desde el Gobierno regional a los grupos de la Cámara autonómica.

Giménez también ha aprovechado su comparecencia para reclamar al Gobierno central “colaboración e interlocución clara” en la gestión y tramitación de los fondos europeos para la reconstrucción, un programa que considera imprescindible para que la Comunidad de Madrid y el conjunto del país “puedan afrontar con garantías retos tan importantes como la industrialización, la transición energética y la digitalización”.